TENIS

Los 10 momentos memorables del Masters de Miami

En Miami se dan cita todos los años las mejores raquetas del circuito para luchar por uno de los títulos de Masters 1.000 más prestigiosos. El coronavirus frenó la actividad en sus pistas en 2020, un torneo que debía estar disputándose esta semana para concluir el 5 de abril. Por ello, repasamos a continuación los momentos más destacados de la historia del Masters de Miami.

  • Jim Courier: pionero del ‘Sunshine Double’

    Jim Courier: pionero del ‘Sunshine Double’

    El estadounidense Jim Courier fue el primer tenista de la historia en conseguir el mítico Sunshine Double, o lo que es lo mismo, ganar Indian Wells y Miami en la misma temporada. Lo logró en 1991 tras derrotar a Guy Forget en Indian Wells y firmar una semana memorable en Miami, donde primero se deshizo del entonces número 1 Stefan Edberg para alzar luego el título frente a David Wheaton. Courier fue pionero en este doblete al que después se unieron Chang, (1992), Sampras (1994), Ríos (1998), Agassi (2001), Federer (2005, 2006 y 2017) y Djokovic (2011, 2014, 2015 y 2016).

    FOTO: Manuela DUPONT (Gamma-Rapho via Getty Images)

    1 / 10

  • La ‘machada’ de Sampras

    La ‘machada’ de Sampras

    Pete Sampras firmó una gesta en Miami en 1994 al alcance de unos pocos elegidos. El estadounidense se jugaba el título de aquel año ante su compatriota André Agassi, que llegaba en plena forma tras derrotar a rivales como Boris Becker o Stefan Edberg. Sampras padecía de un virus estomacal y no estaba en las mejores condiciones para jugar. Recibió atención médica vía intravenosa en las horas previas a la final y Agassi lo encontró tirado en el suelo de los vestuarios, por lo que se acordó retrasar la hora del encuentro. A la hora de la verdad, Sampras conquistó el título de forma heroica tras dos horas y cuarto de partido.

    FOTO: Simon Bruty (Getty Images)

    2 / 10

  • Thomas Muster

    Justicia para Muster

    Dos horas después de meterse en la final de Miami en 1989, a costa de Yannick Noah, Thomas Muster fue atropellado por un conductor ebrio. Tuvo que operarse de urgencia en Viena de dos ligamentos de su pierna izquierda que acabaron cortados por el incidente, por lo que dijo adiós a la final. Pero en 1997, el destino le dio una segunda oportunidad. Muster disputó, esta vez sí, la final de Miami ante Sergi Bruguera y se llevó el título. “Esto es una gran justicia para mí”, reconoció el austriaco.

    FOTO: Al Bello (Getty Images)

    3 / 10

  • Marcelo Ríos

    Ríos y el número 1

    Al año siguiente de la heroicidad de Muster, llegó la de Marcelo Ríos. Tras coronarse unos días antes en Indian Wells, el chileno acabó culminando el Sunshine Double, primer tenista no estadounidense en conseguirlo, al vencer en la final de Miami a André Agassí. El título llevaba un doble premio, pues le sirvió a Ríos para colocarse como número 1 del ranking mundial en detrimento de Sampras.

    FOTO: Al Bello (Getty Images)

    4 / 10

  • Agassi, hexacampeón

    Agassi, hexacampeón

    Sin duda, Miami fue uno de los torneos más prolíficos para Agassi durante toda su carrera. Allí acumuló un balance de 61 victorias y 13 derrotas, además de compartir el récord de seis títulos junto a Djokovic. El último de ellos llegó en 2003 ante Carlos Moya por un doble 6-3. Como curiosidad, con dicho triunfo superó los 5 títulos de su mujer, Steffi Graff, en Miami.

    FOTO: Clive Brunskill (Getty Images)

    5 / 10

  • Roger Federer

    Federer vs Nadal: episodio I

    El primer capítulo en finales de lo que años después se convirtió en una rivalidad legendaria (y amistad fuera de las pistas) entre Rafa Nadal y Roger Federer tuvo lugar en Miami 2005. Y no pudo ser más épica. Nadal, quien doblegó a Federer el año anterior en cuarta ronda, tenía el partido encarrilado por 6-2, 7-6 y 4-1. Pero Federer se quitó la presión y jugó un tenis sensacional para remontar un partido que tenía perdido en tres horas y 42 minutos. “Realmente no esperaba darle la vuelta”, dijo Federer. No era para menos, ya que esa era sólo la segunda vez en su carrera que remontaba dos sets adversos en un partido.

    FOTO: CARLOS BARRIA (REUTERS)

    6 / 10

  • Djokovic

    Djokovic se muestra al mundo

    En Miami empezó todo para Novak Djokovic. En Cayo Vizcaino, el serbio pasó a la historia en 2007 como el jugador más joven en ganar el torneo. A sus 19 años, Nole se plantó en la final sin ceder un solo set, misma receta que implantó en el último duelo ante Guillermo Cañas, a quien arrasó por un 6-3, 6-2 y 6-4. Fue el primer título de Masters de su carrera y el cuarto de su palmarés. “Espero que esto sea el comienzo de una larga carrera”, confesó el de Belgrado, que 17 Grand Slams después no ha ido desencaminado…

    FOTO: Clive Brunskill (Getty Images)

    7 / 10

  • Rafa Nadal y Djokovic

    Djokovic, implacable

    Novak volvió a firmar una actuación memorable en Miami. En 2011, Nole llegó a la final sin haber cedido su saque en todo el torneo, pero delante tenía a Rafa Nadal, uno de los mejores restadores de la historia. Tras ceder el primer set, Djokovic elevó su tenis a un nivel infranqueable para el balear y le dio la vuelta a la final tras más de tres horas. “Fue una de las mejores finales de mi vida”, dijo Djokovic.

    FOTO: AL BELLO (AFP)

    8 / 10

  • El rebelde Kyrgios contra el ‘Maestro Suizo’

    El rebelde Kyrgios contra el ‘Maestro Suizo’

    Uno de los mejores partidos de la temporada 2017 llevó el sello de Nick Kyrgios y Roger Federer. Dos estilos antagónicos, tanto dentro como fuera de pista, se dieron cita en las semifinales de Miami de aquel año, en un partido que terminó como uno de los mejores de la historia del torneo estadounidense. Federer salvó bolas de set al australiano, y Kirgios hizo lo propio en el tramo final sobreviviendo a varios puntos de partido del suizo. Finalmente, Federer se llevó el gato al agua de una semifinal con un marcador histórico de tres tie breaks: 7-6 (9), 6-7 ( 9), 7-6 (5).

    FOTO: Al Bello (Getty Images)

    9 / 10

  • Roger Federer

    Federer deja su sello en el Hard Rock Stadium

    El pasado año, el Masters de Miami cambió de escenario. Después de 32 ediciones dijo adiós a Crandon Park y se trasladó al Hard Rock Stadium, hogar de los Miami Dolphins. En el estreno de tal imponente escenario, fue Federer quien salió victorioso. Se enfrentó en la final a John Isner, jugando a domicilio contra el defensor del título, a quien no hizo ninguna concesión: 6-1 y 6-4. No pudo haber mejor resultado para el suizo en su 50ª final de Masters 1.000, y se convirtió además en el ganador más longevo de la historia del torneo con 37 años y 235 días.

    FOTO: JULIAN FINNEY (AFP)

    10 / 10

Webs de PRISA

cerrar ventana

© DIARIO AS, S.L.