COPA DAVIS

La victoria de Querrey y Sock es el segundo partido que más tarde termina en el tenis

La dupla estadounidense se impuso a la pareja italiana formada por Simone Bolelli y Fabio Fognini en un partido que terminó a las 4:04 y que entra en la historia del tenis.

0
Sam Querrey y Jack Sock celebran la victoria de Estados Unidos ante Italia en el partido de dobles de la Copa Davis.
Twitter @USTA

La victoria de Sam Querrey y Jack Sock ante Simone Bolelli y Fabio Fognini en el dobles que cerró la eliminatoria entre Estados Unidos e Italia de Copa Davis (victoria estadounidense por 2-1 que, pese a ello, les deja fuera de cuartos de final) ya forma parte de la historia del tenis.

Después de que se alargase la eliminatoria entre Argentina y Alemania (comenzó a las 11 de la mañana y terminó cerca de las 19:30 de la tarde), la eliminatoria entre Estados Unidos e Italia empezó cerca de las 20:00 y los dos encuentros individuales, con victorias de Fabio Fognini y Taylor Fritz, se fueron a tres sets. Esto hizo que el encuentro de dobles empezase pasada la una de la madrugada... para terminar a las 4:04.

Esta marca le ha hecho pasar a la historia del tenis como el segundo partido de competición que más tarde ha terminado en la historia de este deporte, solo superado por el que disputaron Lleyton Hewitt y Marcos Baghdatis en tercera ronda del Open de Australia 2008. En un encuentro que empezó cerca de la medianoche Hewitt se impuso al chipriota por 4-6, 7-5, 7-5, 6-7 (4) y 6-3 en un partido que finalizó a las 4:34 de la madrugada hora local

"Somos como Batman, aparecemos por la noche"

El equipo estadounidense celebró eufórico el triunfo de Querrey y Sock en el dobles a través de su cuenta de Twitter. "No renuncies a este equipo. Un final a las cuatro de mañana. Una victoria a las cuatro de la mañana", escribieron, e incluso bromearon con el símil de ser como Batman dada la intempestiva hora a la que finalizó el encuentro. "El equipo de Estados Unidos es como Batman. Aparecemos por la noche".

Mardy Fish, capitán del equipo de Estados Unidos, valoró la victoria de su equipo en la eliminatoria a altas horas de la madrugada: "No sabíamos dónde estábamos, qué hora era y qué día era. Pero lo que hicimos fue muy especial".