Competición
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
LaLiga SmartBank
Copa Argentina
Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

-

Estudiantes Estudiantes EST

-

US OPEN

Nadal: "Juego por ser feliz"

Agotado tras la batalla con Medvedev en Nueva York, Rafa Nadal atendió a los medios españoles antes de volver raudo a Manacor.

Nadal: "Juego por ser feliz"

-Hubo muchas emociones durante la final. ¿Qué significó para usted soportar esa presión y ganar?

-Las últimas tres horas del partido (acabó con 7-5, 6-3, 5-7, 4-6 y 6-4 tras una batalla de 4h:50) fueron muy, muy intensas. Muy duras mental y físicamente. Ese vídeo final (se echó a llorar cuando vio imágenes de sus 19 Grand Slams en la pantalla de la Arthur Ashe, la pista central del US Open), la gente... Todo eso hizo que el momento fuera muy especial, inolvidable. Medvedev también contribuyó a crearlo. La forma en que luchó y jugó fue de campeón. Tiene un gran futuro por delante. Y creo que podrá ganar Grand Slams, al menos un par de ellos. Su carrera pinta muy, muy bien.

-¿Cree que con Medvedev la transición hacia un futuro sin el Big Three que forman usted, Roger Federer y Novak Djokovic ya está en marcha?

-La transición hace tiempo que está en camino, pero nosotros seguimos aquí. Eso es todo. Seguimos luchando por lo que nos ilusiona.

-¿Cómo describiría este logro? Es ya su cuarto triunfo en el US Open...

-Se volvió muy dramático al final, y eso lo hace más inolvidable, parte de mi historia en este deporte. Este trofeo significa todo para mí. La satisfacción personal por la forma en que resistí todos esos momentos difíciles es muy grande. Intenté contener las emociones, pero fue imposible.

-¿Qué pensó mientras veía ese vídeo?

-¡Que nos estamos haciendo viejos (sonriendo)! Aunque de alguna manera eso es bueno. Vi todas las cosas por las que pasé y sigo estando ahí... He tenido momentos difíciles, especialmente físicamente. Cuando tienes problemas físicos, la parte mental se complica. Las emociones estallaron al ver el vídeo, me vinieron a la cabeza muchos momentos. Cuando te muestran algo así te das cuenta de todo el camino que llevas hecho y todo eso, unido al cansancio y el desgaste mental, hizo que fuera un poco más difícil controlar las emociones.

"Estoy dentro de la historia del tenis, pero no sé en qué escalón"

-Ya tiene 19 Grand Slams. Los aficionados siguen con pasión la carrera entre usted, Federer y Djokovic. ¿Qué le parece esa competencia?

-Me encantaría ser el que gane más, pero no estoy pensando en eso y no voy a entrenarme cada día y jugar por eso. Lo hago porque me encanta. No puedo pensar sólo en los Grand Slams. El tenis es más que eso. Necesito pensar en todo lo demás. Yo juego para ser feliz. Si esa competencia atrae a los aficionados y genera interés, es bueno para nuestro deporte y me siento honrado de ser parte de esta batalla. Pero repito lo mismo: no puedes estar todo el día mirando si otro tiene más que tú, porque te sentirás frustrado. Todo lo que he logrado en mi carrera es mucho más de lo que pensé y soñé. Me encantaría ser el que gane más Slams, sí. Pero realmente creo que no seré más o menos feliz si eso sucede o no. Lo que te da la felicidad es la satisfacción personal de que diste lo mejor de ti. En ese aspecto estoy muy, muy tranquilo.

-¿Se imagina jugando en tres o cuatro años casi con la edad que tiene ahora Federer?

-No pienso en eso. Solo en el corto plazo, porque no puedo predecir lo que me pasará. Debes estar preparado para aceptarlo todo. Ahora es momento para disfrutar. Lo he hecho así durante toda mi carrera. Si no, no podría haber llegado hasta aquí con todas las lesiones que tuve. Adapto mi juego a mis problemas y a mis objetivos. Trato de mejorar las cosas que necesito porque hay otras que se pierden con los años. Seguiré hasta que sea feliz haciendo lo que hago. Sería vanidoso pensar que puedes elegir cuándo retirarte.

-Aún puede acabar número uno al final del año por quinta vez. ¿Qué significa para usted poder competir por ese logro a su edad?

-No compito por eso. Solo hago mi camino. Si puedo ser número uno haciendo lo que quiero, genial. Pero no es mi objetivo principal. Por supuesto, es genial estar en esa pelea. Pero con mi edad y mis objetivos, no puedo perder energía ni tiempo para ser número uno. Tengo que pensar en mi carrera de una manera diferente. Mi objetivo principal es jugar el mayor tiempo posible y ser competitivo. Luchar por acabar en lo más alto de la lista te puede hacer perder años de tu carrera. Pero yo estoy ahí. Si puedo jugar bien hasta el final de la temporada, tendré mis posibilidades. Sería asombroso.

"Nunca dejo de pelear; en eso no fallo"

-¿En qué lugar de la historia del tenis se ve ahora?

-Estoy dentro de ella, pero no sé en qué escalón. No soy yo el que me tengo que calificar. Lo debe hacer la gente que entiende la historia de este deporte y lo ha seguido. No seré yo quien se ponga en un sitio u otro.

-¿Vive de forma diferente victorias como esta sabiendo que le van quedando cada vez menos oportunidades?

-Como he tenido tantos problemas físicos a lo largo de mi carrera, nunca he sabido si cada victoria era una de las últimas. Ahora la lógica habla de que tenemos una edad avanzada, así que las oportunidades serán menores. Las lesiones me han hecho valorar cada momento.

-Usted dice que no juega para la historia, sino para la suya, pero ha levantado su 19º trofeo de Grand Slam, ¿qué piensa?

-Lo mismo, que juego por mi historia. Yo entiendo el debate, y es bueno para el tenis, porque al final es bueno que haya tres jugadores que estemos haciendo algo que no se había hecho nunca. Para mí es una gran satisfacción formar parte de esta lucha, pero yo en mi interior no puedo vivirla así, porque me equivocaría; si no, uno vive en un estado de tensión y presión todo el día que no me dejaría ser lo feliz que merece ser una persona que ha tenido la suerte de haber conseguido lo que yo he conseguido. La ambición es buena, pero la ambición desmesurada no; cuando esta deja de ser sana, en cualquier aspecto de la vida, creo que corres peligro.

-Carlos Moyá, su entrenador, dijo que si se viera alguna vez en un momento feo, pondría la vida en sus manos. ¿Qué le parece?

-¡Que mejor no la ponga (risas)! Yo puedo perder, pero nunca voy a dejar de pelear y luchar. En eso normalmente no fallo; en lo demás, técnicamente y tenísticamente, sí que puedo fallar, pero mentalmente intento no permitirme fallar, porque eso sí que me hace volver a casa intranquilo.