Competición
  • Champions League
  • Europa League

 

Serena Williams
Barbora Strycova
1 Set 2 Set 3 Set
6 6 -
1 2 -

WIMBLEDON

Serena tendrá otra opción de igualar los 24 grandes de Court

Serena Williams venció en su mejor partido a la checa Strycova y se enfrentará a Simona Halep en la final de un torneo que ha ganado ya siete veces.

Serena tendrá otra opción de igualar los 24 grandes de Court
Alex Pantling Getty Images

Serena Williams tendrá una nueva oportunidad de igualar el récord absoluto de títulos de Grand Slams, tanto de hombres como de mujeres, que posee desde hace mucho tiempo la australiana Margaret Court, que levantó 24 entre 1960 y 1973. Una gesta que se le resiste desde que la estadounidense ganó su último trofeo, en el Abierto de Australia de 2017. La maternidad la mantuvo casi un año alejada de las pistas (aquella final de Melbourne ante su hermana Venus la jugó estando ya embarazada), volvió en 2018, en Roland Garros, y después perdió las finales de Wimbledon y el US Open. Ahora jugará la del de nuevo torneo británico tras vencer en semifinales a la checa Barbora Strycova, que nada pudo hacer ante la actuación más completa y corajuda de Serena: 6-1 y 6-2 en 59 minutos.

Serena disputará su undécimo partido por el título en el All England (7-3 hasta ahora en las finales), tras superar una ronda en la que sólo ha caído una vez (2000). No conocía la derrota ante Strycova, a quien había ganado dos veces en Australia y una en Wimbledon. Seguramente la checa de 33 años y 54ª del mundo, la más veterana en estrenarse en una semifinal del campeonato, no esperaba un desempeño tan brillante de la reina del tenis. Williams se gustó con golpes maestros tanto de fondo como en las subidas a la red. Se dejó el alma y sudó de lo lindo para llegar a todo y pegar a la bola con contundencia y precisión. Y casi no le hizo falta apretar con el saque para ganar un 89% de puntos con primeros. Sumó 28 golpes ganadores y sólo cometió 10 errores no forzados, con un 13/16 de puntos en la red. Números propios de su época de dominación. Ahora se las verá con Halep, con quien tiene un balance favorable y contundente: 9-1, incluida una última victoria en octavos de Australia este mismo año.  

"Llegar a la final es muy bueno, sobre todo después del año que llevaba. Estar de vuelta es estupendo. He jugado mucho mejor hoy, necesitaba partidos para sentirme bien y dar lo mejor de mí, sólo jugar al tenis. Amo lo que hago, me levanto cada mañana y me gusta estar en forma, jugar delante de tanta gente como aquí en Wimbledon... Mientras siga siendo buena en esto, continuaré. Halep ha jugado increíble en su semifinal, será una rival dura", dijo Serena tras el partido.

Este puede ser el momento idóneo para agrandar su leyenda, pero esta posibilidad no quita el sueño a la estadounidense: "No es algo sobre lo que piense, porque esto no va sobre 23, 24 o 25 (Grand Slam). Lo que importa es que salga ahí y dé lo mejor de mí misma sin importar el resto. No importa lo que haga porque siempre tendré una gran carrera", argumentó la pequeña de las Williams.