Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A
Temas del día Más temas

 

Andreescu
Muguruza
1 Set 2 Set 3 Set
6 6 -
0 1 -

MASTERS 1.000 INDIAN WELLS

Andreescu hunde a Muguruza

Andreescu hunde a Muguruza

Jayne Kamin-Oncea

USA TODAY Sports

La canadiense de 18 años y 60ª del mundo, que se está destapando esta temporada, estará en semifinales. La española no existió. Sólo ganó un juego.

Garbiñe Muguruza no compareció en Indian Wells. La ex número uno (ahora 20ª) tenía enfrente a una jugadora de 18 años invitada por el torneo, Bianca Andreescu, y le entregó las semifinales de todo un Premier Mandatory por un tanteo escandaloso, de los que dejan heridas: 6-0 y 6-1 en 52 minutos.

Venía la española de pasar ante Serena Williams, que se había retirado afectada por un virus, y de derrotar a la número siete Kiki Bertens. El cuadro se aclaraba para hacer algo grande. Pero apareció la canadiense, número 60, que reventó el partido a base mandobles que no encontraron ninguna respuesta. Ni el técnico Sam Sumyk la obtuvo, que bajó dos veces a darle instrucciones. Otras veces se llevaba una bronca. Esta, ni eso.

Andreescu, que ha opacado a Eugenie Bouchard en Canadá, es cierto que está siendo una de las revelaciones del año. Finalista en Auckland, semifinalista en Acapulco y campeona en Newport (no es de categoría WTA) tiró de descaro y pasó por encima de una doble campeona de Grand Slam, que no aprovechó dos bolas de break, sólo ganó 12 puntos con su saque, apenas logró seis golpes ganadores y acabó con 26 errores no forzados. Muguruza está perdida. Y está tardando demasiado en encontrarse.


MUGURUZA: "Ha sido una buena semana"

“Ella jugó muy bien desde la primera bola. Se veía muy fresca y muy confiada. Creo que hoy mi nivel no fue tan bueno como los días anteriores, obviamente. Luché por encontrar una manera de cambiar las cosas, porque ella mantuvo un nivel muy alto todo el tiempo. Estuvo muy acertada en todos sus tiros, liderando mucho con la derecha. No sabía mucho sobre ella, pero está jugando muy bien. Espero con ganas jugar contra ella otra vez y ver cómo voy a jugarle. Ha sido una buena semana, a pesar de este resultado, y voy a seguir trabajando para ver cómo hacerlo mejor. Me sentí bien aquí y jugué buenos partidos. Me voy con buena energía”.