Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Premier League
Serie A
Bundesliga
Ligue 1
Liga Portuguesa
Liga Holandesa
Twente Twente TWE

-

Heracles Heracles HCL

-

ATP FINALS

Zverev es Maestro y ya come en la mesa de Djokovic y Federer

El alemán eliminó a Federer en semifinales y ha ganado en la final a Djokovic. Se coloca cuarto en el ranking y acaba el año con 58 victorias, más que nadie.

En el abarrotado O2 de Londres, todos los focos apuntaban a Novak Djokovic. Se esperaba el sexto título del serbio en las ATP Finals después de una trayectoria inmaculada, en la que el serbio no había perdido ni un set y solo había concedido dos opciones de quiebre en cuatro partidos. Precisamente el único jugador que amenazó realmente su saque, Alexander Zverev, le ha ganado en la final (6-4 y 6-3 en 1h:21) y con 21 años y seis meses se ha coronado por primera vez como Maestro ante el número uno del mundo y después de superar en semifinales al que para muchos es el mejor jugador de todos los tiempos, Roger Federer. En menos de 24 horas, el alemán ha dejado al suizo sin opciones de ganar su título número 100 y ha impedido que el serbio empate con este a trofeos en las Finals.

Una pena para Djokovic, que no ha podido culminar una segunda mitad del año increíble, adornada con los títulos de Wimbledon, Cincinnati, US Open y Shanghai; pero una buena noticia para el tenis, porque otra estrella ha llegado a la cima, parece que para quedarse: Sascha Zverev. Maduro y sereno, termina el curso con el mayor número de victorias del circuito (58 y 19 derrotas) y cuatro títulos (Múnich, Madrid, Washington y las ATP Finals). Solo le supera Rafa Nadal (Montecarlo, Barcelona, Roma, Roland Garros y Canadá), el único grande al que aún no ha vencido (0-5). Ya come en la mesa de Djokovic y Federer. Su asignatura pendiente sigue siendo su pobre desempeño en los Grand Slams, donde no ha sido capaz de superar los cuartos de final, los que alcanzó este año en París. Por lo demás, cayó en las terceras rondas de Melbourne, Londres y Nueva York.

Su planteamiento este domingo ha sido impecable, paciente y con pocos errores (18 no forzados). El primer set, para enmarcar, con un 87% de primeros servicios, solo cuatro puntos perdidos con sus saques y en los de Nole, un montón de restos puestos en la pista, casi todos. Al mejor restador del mundo le pagó con la misma moneda. Con la lección de la derrota en la fase de grupos bien aprendida, está vez Zverev no se rindió. En el mismo juego donde pudo hacerle aquel día un break a Djokovic, el noveno, esta vez lo consiguió y lo consolidó con cuatro primeros saques, tres de ellos directos. Su efectividad tenía que bajar por pura estadística, pero a las primeras de cambio rompió el servicio del balcánico. Este igualó rápido, aunque en el siguiente turno volvió a ceder y ya no pudo remontar. Extrañamente apesadumbrado y sin energía, entregó el partido como le había pasado unos días antes en la final del Masters 1.000 de París ante otro yogurín, Karen Khachanov. Intentó resistir un poco más, pero su rival cerró el triunfo con un passing precioso, para el recuerdo.

El ganador más joven desde Djokovic

Zverev es el más joven en ganar las Finals desde Djokovic (21 años y cinco meses) en 2008. Vuelve a ser el cuarto del ranking. Apunta alto, pero no nos equivoquemos. Dimitrov se iba a comer el mundo cuando se hizo Maestro el año pasado, en un torneo con menos nivel, y su temporada posterior ha sido un desastre. No parece que al teutón, hijo y hermano de rusos, le vaya a pasar lo mismo, pero tiene que seguir mejorando, sobre todo en cuanto a la consistencia en partidos a cinco sets. Y a Djokovic, pese a este chasco, le queda cuerda para rato. En 2019 volverá Nadal y Federer seguirá dando guerra. Murray intenta ponerse en forma y Del Potro afrontará su enésimo regreso. El próximo curso promete.