WIMBLEDON

Roig: "Nadal es favorito; su mochila esta llena de victorias"

Francis Roig, entrenador de Rafa Nadal, habla de las opciones que tiene el balear en la semifinal contra Djokovic y de lo que espera de él: "Me gusta que sea agresivo".

Wimbledon
0
Rafa Nadal y Francis Roig.

Francis Roig (Barcelona, 1968) es un extenista, especialista en dobles (nueve títulos y 12 finales), que ejerce como entrenador desde su retirada en 2001 y que es conocido, principalmente, por formar parte del equipo de Rafa Nadal. Desde 2005, ha participado, de una u otra manera, en todos los éxitos del balear. Este año le acompañó en Barcelona, Madrid y Roma, y ahora en Wimbledon es el máximo responsable técnico del jugador en ausencia de Carlos Moyá, de vacaciones con su familia. Antes, Roig había preparado a Albert Costa, Alberto Berasategui y Feliciano López, y fue subcapitán del equipo español de Copa Davis con Costa, con quien cosechó los títulos de 2009 y 2011. Este jueves charló con AS y un reducido grupo de medios españoles.

¿Cómo está viviendo su primer Grand Slam como máximo responsable técnico de Rafa Nadal?

El año pasado estuve con Toni Nadal aquí, y aunque no es lo mismo venir solo, he estado ya en muchos torneos con Rafa desde 2005. No cambian muchas cosas… la rutina, las maneras de trabajar son las mismas.

¿Cómo están yendo las cosas?

Llegamos con la confianza de que podíamos hacerlo bien y él desde el principio ha mostrado muy buen nivel. El año pasado ya lo tuvo, pero dos sets malos contra Muller le complicaron el partido. Tenía opciones de llegar a la final y ahora ha seguido por el mismo camino. Siempre se habla mucho de que es necesario venir a Wimbledon con un torneo disputado en hierba, pero él ha demostrado que no es necesario porque ha entrado en acción desde el principio con ganas y estamos en semifinales habiendo hecho grandes partidos, sobre todo el de Del Potro. Estamos preparados para hacer un buen partido contra Djokovic.

¿Qué cosas fundamentales hay que preparar para jugar en hierba?

La hierba te obliga a cambiar cosas. Aquí la táctica y el golpeo de la pelota son distintos a los de la tierra. Aquí hay que restar un poco más adelante porque la bola liftada se queda muerta. También se utiliza más el revés cortado y se va mucho más a la red. Es un tenis más total, con muchos golpes. A Rafa le ha venido bien la evolución que ha tenido su juego en arcilla. Mueve más al rival y las pelotas les queda más lejos. Esto le ayuda en el pasto.

"Está llegando a su mejor nivel, pero en el de desbordar a todo el mundo, yo creo que no está aún"

Djokovic

¿Usted cree que Djokovic ha alcanzado su mejor nivel?

Está llegando, pero en el de desbordar a todo el mundo, yo creo que no está aún, porque eso se lo dará la confianza y las victorias, vivir situaciones de tensión en los partidos convencido de que las cosas te van a salir bien… Creo que está al nivel que tenía antes del tirón que pegó durante tres o cuatro años, con Rafa y con Roger. En aquella época podía ganar a cualquiera de todas formas.

¿Qué hay que hacer para ganarle?

Creo que podemos sacarle rendimiento a su físico, que aún no está al cien por cien, intentando desequilibrarle con buenos tiros. Al Djokovic que lo ganaba todo era muy difícil descolocarle, porque encontraba soluciones. Rafa tiene que sacar ventaja de la mochila que lleva en la espalda cargada de victorias. El serbio la tiene un poco más vacía. En Roland Garros también se hablaba de que estaba ya a su mejor nivel y llegó el mazazo contra Cecchinato. Le cuesta en momentos importantes, en situaciones difíciles de los partidos, cuesta ejecutar sin miedo a pensar que puedes fallar. Esto le da un plus a Rafa para ser un poco favorito.

¿Qué se le dice a Nadal cuando va a enfrentarse por 52º vez al serbio?

Es una conversación que se ha tenido muchas veces, pero en situaciones diferentes. En ocasiones sabíamos que él era favorito porque estaba en un estado de forma impresionante, ahora Rafa lo es un pelín más... Tienes que transmitirle lo que piensas. Que visualice el partido, que vea imágenes positivas… Sabemos lo que le puede ir bien aunque a veces no es fácil de ejecutar, porque a más exigencia del rival, más exigencia en el golpeo de la pelota y más riesgo. Él sabe que solo hay un camino, intentar hacer las cosas con una excelencia del cien por cien. Hemos hablado y creo que está preparado.

¿Por qué le ve favorito?

Le veo favorito por que ha ganado últimamente. A estos jugadorazos como Djokovic y Nadal, les da mucho ganar un Grand Slam, al contrario de lo que se podría pensar. A Rafa, ganar Roland Garros le ha dado mucho, como a Federer hacerlo en Australia. Esta confianza dura un tiempo, porque están obligados a ganar al menos uno cada año. Conseguirlo les da tranquilidad, un margen. No es lo mismo para Nadal venir aquí habiendo ganado en París, porque vencer en un grande ya es un éxito en una temporada, nunca puede ser un trabajo.

¿Le preocupa el aspecto físico tras el palizón contra Del Potro?

Rafa se ha levantado bien, evidentemente un poco cansado. Hubiera sido mejor un partido de dos horas y media, pero hay que sacar la parte positivo que ha sido que jugó durante mucho tiempo en situaciones de presión, de velocidad difíciles de leer en hierba… Esto es bueno para encarar a Djokovic. Del Potro sacó muy bien y restar contra Djokovic será más fácil porque la potencia será menor.

¿Qué hizo Nadal después del partido para rebajar la euforia física y mental?

Sus rutinas, un baño en frío, de estos que está de moda y que nos aconsejó el doctor Ruiz Cotorro. Fuimos a casa, se hizo la cena, su pescadito, su ensaladita, estuvo relajado y hablando con la familia… Durmió correctamente y el entrenamiento lo hicimos de una hora en pista, pero algo menos de trabajo.

"Ante Del Potro jugó en situaciones de presión, de velocidad difíciles de leer en hierba… Esto es bueno para encarar a Djokovic"

Cansancio físico

¿Cómo se definiría usted como entrenador?

Me llevo bien con todo el mundo, pero hay veces que tienes que encarar situaciones con las que sabes que tu jugador no va a estar de acuerdo. A Rafa le conozco desde hace mucho, tenemos muy buena relación y mucha confianza, y a veces tienes que decirle cosas que no le gustan. Es humano y también se puede equivocar. Aunque es una persona con una virtud importante, que con todo lo es, sigue siendo muy dialogante. Me gusta trabajar con alguien como él. Gente que ha tenido menos éxito está menos dispuesta a dialogar que él. Somos amigos y laboralmente sabe que si veo algo con lo que no estoy de acuerdo, se lo voy a decir. Por ejemplo, a mí me gusta que sea agresivo, que vaya hacia adelante, y en eso chocamos un poquito. Pero siempre se buscan soluciones, en un tira y afloja, y en definitiva hay una buena relación.