Competición
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
LaLiga SmartBank
Copa Argentina
Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

-

Estudiantes Estudiantes EST

-

1 Set 2 Set 3 Set 4 Set 5 Set
3 6 6 6 -
6 7 1 7 -

ROLAND GARROS

Cecchinato hace el partido de su vida y elimina a Djokovic

Marco Cecchinato.

YOAN VALAT

EFE

El italiano, con un despliegue físico increíble, no pudo contener las lágrimas tras ganar en cuatro sets al serbio, que parecía cerca de reverdecer viejos laureles en Roland Garros.
Nadal - Thiem, Final de Roland Garros 2018 en directo

París Actualizado:

Antes de Roland Garros, poco, muy poco se había oído hablar de Marco Cecchinato, italiano nacido en Palermo hace de 25 años y número 72 del mundo. Sólo a los amantes del tenis podía sonarles como campeón del torneo de Budapest allá por el mes de abril (ganó en la final al australiano John Millman). Solo 44 días después de levantar su primer título en ocho años como profesional, este matagigantes que había apeado a dos cabezas de serie en París, Pablo Carreño (10º) y David Goffin (8º), ha eliminado en cuartos a uno de los mejores jugadores de todos los tiempos, Novak Djokovic, haciendo el partido de su vida. Con un despliegue físico absolutamente increíble, Cecchinato ha ganado al serbio en cuatro sets: 6-3, 7-6 (4), 1-6 y 7-6 (11) en 3h:26.

"Estoy soñando, puede que esté durmiendo. No entiendo nada", dijo tras el partido y entre lágrimas el transalpino, el tenista con ranking más bajo que entra en la penúltima ronda de un Grand Slam desde Marat Safin (75º) y Rainer Schuttler (94º) en Wimbledon 2008 (en Roland Garros, el último fue Andrei Medvedev (100º) en 1999). Nunca había ganado un partido en un grande y ahí está. Su equipo y su familia, en la grada, tampoco pudieron contener el llanto ante lo que acaban de vivir. Una emoción indescriptible en el mejor duelo de lo que va de torneo. Porque Djokovic no jugó nada mal, si bien es cierto que en el último tie-break, el decisivo, cometió un par de errores de bulto que le condenaron. Pero había estado moviendo sin descanso a su oponente de un lado a otro, hasta la extenuación. La suya, porque Cecchinato nunca flaqueó y para colocarle golpes ganadores, Nole tuvo que lanzarlos a las líneas y por fuera. No había otra manera de superarle. Tremendo. 

Como tremendo fue el orgulloso intento de remontada del ganador de 12 Grand Slams, que se quedó a un paso de meterse por 32ª en las semifinales de un grande. Perdía 2-0 (desperdició cuatro bolas de set en la segunda manga) con síntomas incluso de un posible abandono tras pedir la asistencia del fisio por unas molestias en el hombro y el cuello. Pero, de vuelta a su esencia, con esas paradas, estirando al máximo el tiempo en sus saques y con todo su genio desatado, acortó de forma contundente. Faltaba rematar y estuvo cerca otra vez. De hecho, se había puesto con 5-2. Pero la fe de Cecchinato, impulsada con sus piernas vertiginosas, volvió a aparecer. Y se llegó a la muerte súbita más emocionante en mucho tiempo.

El italiano, primero de su país que alcanza las semifinales de un Grand Slam desde Corrado Barazzutti en Roland Garros 1978, se puso 3-0 y tuvo un primer match con 6-5. Djokovic contraatacó y dispuso de tres bolas de set (7-6, 8-7 y 9-8), y las tiró por la borda. De uno de esos fallos culpó al público por gritar antes de un punto cantado que se frustró al darle el balcánico a la pelota con la caña. Luego Cecchinato tuvo un 10-9, un 11-10 y el 12-11 que al final fue antesala del tanto que le llevó a la gloria. Ahora le espera Thiem, sin nada que perder.

0 Comentarios

Normas Mostrar