US OPEN

Nadal pasa el rodillo y se medirá en semifinales con Del Potro


Nadal - Fognini en directo: sigue el Masters de Canadá, en vivo

Rafa Nadal.
JEWEL SAMAD AFP

Rafa Nadal se puso serio, muy serio, el día que tocaba. A las puertas de las semifinales donde podía haberse cruzado por primera vez en el US Open con Roger Federer. Con una facilidad quizá inesperada por cómo venía jugando, el español pasó por encima de Andrey Rublev, un jovencito de 19 años que pagó la novatada ante el mejor Nadal de lo que va de torneo: 6-1, 6-2 y 6-2 en una hora y 36 minutos. El efecto rodillo, al que se refería el número uno en cada rueda de prensa ofrecida en Flushing Meadows, apareció con furia y se llevó por delante a la perla rusa de la NextGen que entrena en Gavà el exjugador Fernando Vicente. Rafa se enfrentará este viernes por la noche al argentino Del Potro, que venció a Federer.

No estaba para bromas Nadal, que nunca se había enfrentado a Rublev pero que le conocía desde hace tres años cuando se entrenó con él en Manacor. Ese día se dio cuenta de los "castañazos" que pegaba el muchacho, impropios de su edad (tenía 16 años). Pero como se suele decir, la potencia sin control no vale. Y a Andrey le sobra pegada pero aún le falta paciencia y la habilidad de ocultar sus sensaciones, algo que se aprende con la edad. Desde el inicio se le vio inquieto, queriendo terminar los puntos por la vía rápida para no entrar en largos peloteos con un especialista en esas lides. Así se apuntó un break. Pero enseguida se encontró con un Nadal magnífico al resto y tan resolutivo o más que él (21 golpes ganadores suyos contra 18 del chaval). Y por si fuera poco, Rublev tuvo que lidiar con los notables saques de su contrincante (84% de puntos ganados con el primer servicio).

El primer set lo ventiló el balear en 23 minutos con tres roturas. El segundo, se lo llevó con otras dos y algo más de oposición. Y en el tercero calcó el esquema para cerrar un cómodo triunfo, el más cómodo suyo de lo que va de US Open. Así continuó de lleno en el pulso por el número uno, que mantendrá seguro por la derrota de Federer. Su liderato coincidirá con el de Garbiñe Muguruza. Vaya momentazo para el tenis español.