Moyá: "A Raonic le digo que la cabeza es muy importante ahora"

WIMBLEDON

Moyá: "A Raonic le digo que la cabeza es muy importante ahora"

Carlos Moyá, ex tenista profesional

RAFA APARICIO

DIARIO AS

El exjugador es miembro del equipo de entrenadores y asesores del finalista de Wimbledon. "Me sorprende la consistencia que está teniendo este año".
Opinión: Cuanto más voy contra Federer, mejor juega

Final Murray vs Raonic en directo

Desde hace tres años el canadiense Milos Raonic asoma como una de las nuevas caras del circuito de tenis. Su implacable servicio y potencia lo llevaron a consolidarse en el "top ten", pero nunca antes había avanzado a una final de un torneo de Grand Slam.

Detrás de la joya nacida en Montenegro y perfeccionada en Canadá hay un gran equipo de trabajo que esta temporada le añadió la consistencia que le faltaba para destronar a una figura como el suizo Roger Federer y medirse mañana ante el británico Andy Murray en la final en la "Catedral", el escenario más prestigioso del tenis.

Una de las caras visibles que asesoran a Raonic es el español Carlos Moya, que tras una breve experiencia como capitán de España en la Copa Davis, asumió desde comienzos de esta temporada su primera experiencia como entrenador al lado del canadiense, de 25 años.

En apenas siete meses, su pupilo está en una final de un torneo grande. "No me sorprende porque sabía de qué era capaz. Pensaba que era posible (llegar a la final) pero queríamos ir partido a partido", dijo hoy a dpa el campeón de Roland Garros en 1998 sobre Raonic.

"Me sorprende un poco la consistencia que está teniendo este año tanto en resultados como mentalmente", añadió el ex número uno en la entrevista, sentado en la terraza de jugadores del All England.

En la tarea de elevar a Raonic a la cima del tenis, Moya no está solo. Más bien lo contrario: el español se unió al equipo de trabajo que lidera desde hace años el italiano Ricardo Piatti, con quien Raonic pasa más tiempo entre los torneos. Y para este certamen de Wimbledon se incorporó, como asesor, la leyenda y ex número uno John McEnroe.

"Aunque John o yo podamos ser caras visibles, todos somos importantísimos en este 'puzzle' (rompecabezas). Hay mucho diálogo entre nosotros", contó Moya, mientras el propio McEnroe pasaba caminando hacia la cabina de transmisión de la cadena británica BBC, para la que comenta los partidos de Wimbledon, incluso aunque coincidan con los juegos de Raonic.

"Se trata de tener en claro cuál es el objetivo y hacia dónde tenemos que remar. Tenemos que llevar el barco, que es Milos, a buen puerto. Debemos remar con él."

¿Qué aportes hace Moya para que Raonic suba del puesto 14 al eventual número cinco si gana el torneo? "Intento transmitirle lo importante que es la cabeza en ciertos momentos. Hay partidos que se le escaparon por haber bajado apenas y el rival te come", analizó el español, que se retiró en 2010.

"A estos niveles no se puede permitir una bajada de concentración. Le digo que siga porque los frutos se recogen, que la actitud y la fuerza mental son muy importantes."

Esa fortaleza fue vital para revertir dos sets ante el belga David Goffin, en octavos de final, y el viernes para remontar una desventaja de dos sets a uno ante Federer.

Tras superar la dura batalla ante el máximo ganador de torneos de Grand Slam, mañana Raonic chocará con un excepcional jugador al resto, que puede complicar el juego del canadiense.

Para Moya, la clave de la final ante Murray será "el aspecto mental". "Que Andy perciba que Milos esté en el partido al cien por ciento", remarcó.

"Es importante que Milos esté luchando todo el partido y no baje porque Andy se lo va a comer. Que Andy perciba que si quiere ganar va a ser contra un Milos pletórico".

Ante algunas críticas sobre las condiciones de su pupilo, Moya aclaró que únicamente con un buen saque como el de Raonic no es suficiente a este nivel.

"Hoy en día no se gana un torneo con el servicio ni se es número uno con el servicio. Murray te va a restar y tienes que estar preparado para jugarle desde el fondo de la pista", sostuvo el español, de próximos 40 años.

"Teniendo en cuenta su físico, con 1,96 metros y 97 kilos, no puedes pretender que se mueva como un (Rafael) Nadal o un (David) Ferrer, pero sí que sea un atleta completo con sus características".

0 Comentarios

Mostrar