TENIS

Toni Nadal: "Si no fuera su tío, Rafa ya me habría sustituido"

Toni Nadal, el entrenador de Rafael Nadal, aseguró que, de no ser el tío del tenista, el nueve veces campeón de Roland Garros probablemente ya lo hubiera reemplazado.

Toni Nadal: "Si no fuera su tío, Rafa ya me habría sustituido"
Archivo AS

Toni Nadal, el entrenador de Rafael Nadal, aseguró que, de no ser el tío del tenista, el nueve veces campeón de Roland Garros probablemente ya lo hubiera reemplazado.

"He tenido la suerte de ser su tío, con lo que le ha costado mucho más cambiar de entrenador. Esto ha sido para mí más fácil, porque si no hubiera sido su tío probablemente ya me habría sustituido", señaló Toni Nadal en el torneo de Buenos Aires.

El entrenado de Nadal, quien dirige al ex número uno del mundo desde que tenía tres años, reflexionó sobre la carrera de su sobrino y los valores del deporte en una charla abierta al público que brindó en el Buenos Aires Lawn Tennis a última hora de la tarde del viernes. Ante cientos de personas, respondió durante casi 15 minutos las preguntas de los aficionados.

"Yo no he sacado a Rafael, él se ha sacado solo. En el caso del tenis, es el jugador el que hace bueno al entrenador y no al revés", dijo con modestia.

Entre otros temas que recorrió en la charla, Toni Nadal recordó que a su sobrino "toda la vida le ha gustado mucho más el fútbol que el tenis" y admitió que le gustaría que pegue el drive como Roger Federer.

"A mí me hubiera encantado toda la vida verle pegar el drive por delante, que es como lo practicamos toda la vida de pequeño", afirmó el entrenador, que reveló el momento en que el tenista empezó a utilizar su heterodoxa técnica actual.

"Recuerdo todavía el momento, contra (Guillermo) Coria en Montecarlo, cuando Rafael tenía 16 años. Hasta la fecha, Rafael era un jugador que siempre solía pegar hacia adelante, pero a partir de que empezamos a jugar en el circuito profesional Rafael empezó a golpear la pelota un poco más tarde y empezó a sacársela la mano por arriba. Evidentemente a mí me gusta que peguen como Federer, no como Rafael", dijo provocando las risas del público.

De todas formas, consideró que tan o más importante que saber pegar una derecha es el carácter que se forja cada tenista.

"La voluntad se enseña igual que un drive. Yo creo que en la vida lo principal es el dominio de la voluntad (...) he sido un entrenador más preocupado de la cuestión del carácter que de la cuestión técnica", reflexionó.

"Yo entiendo que en la vida el carácter es lo fundamental, porque al final pasar una pelota por encima de la red es poco importante en la vida, pero el dominar la voluntad, dominar el esfuerzo, tener perseverancia en lo que haces, sí que tiene valor", añadió.