OPEN DE AUSTRALIA

Kerber escogió Alemania antes que Polonia y sufrió críticas

Kerber escogió Alemania antes que Polonia y sufrió críticas

Getty

Esta decisión creo mucha polémica. "Habría jugado para Alemania, porque me siento un alemán más". Así zanjó el tema la nueva campeona en Australia
Nadal - Duckworth en directo: Open Australia 2019 en vivo

Angelique 'Angie' Kerber (Bremen, 1988), flamante campeona del Abierto de Australia, saldrá de Melbourne en la segunda posición de la lista mundial del WTA Tour y como primera campeona alemana en Grand Slam desde Steffi Graf en 1999 (Roland Garros). Graf, que en marzo de 2015 asesoró a Kerber durante un 'training camp' en Las Vegas, ha respondido y apoyado cada una de las peticiones de la nueva campeona en Australia. "Steffi disipó todas mis dudas en Las Vegas y no ha parado de apoyarme en estas dos semanas", relata Kerber, entrenada por el técnico Torben Beltz. En caso de que Serena Williams hubiese batido a Kerber, se habría tratado del título de Grand Slam número 22 para Williams, que así habría empatado con Graf en la cuenta de grandes títulos.

Preguntada en rueda de Prensa sobre si había resultado una motivación especial el hecho de apartar a Serena del eventual empate con Steffi Graf a 22 grandes títulos, Angie Kerber replicó literalmente: "Sí, eso me ha servido de motivación. Todos los alemanes tenemos que ayudarnos y estar juntos en las grandes ocasiones como esta".

De hecho, antes de la semifinal donde ganó a la británica Johanna Konta, Kerber solicitó a Graf "por favor" que se pusiera en contacto con ella para conocer las impresiones de Steffi sobre la andadura del torneo y de la jugadora de Bremen. Sólo una hora más tarde Kerber tenía este correo electrónico en su buzón, con la respuesta de Graf desde su residencia de Las Vegas (donde Steffi vive junto a su marido Andre Agassi): "Estoy muy contenta por ti. Sigue creyendo en ti misma y sigue adelante. Saludos desde Las Vegas". La canciller alemana, Angela Merkel, envió un telegrama de felicitación a Kerber después de su gran triunfo sobre Williams. En ese telegrama, Merkel calificaba a Kerber de "ejemplo para nuestra juventud".

Angelique Kerber -que parece estar de cerca de casarse con su novio, si no lo hecho ya en secreto- habla polaco perfectamente y pasa mucho tiempo en el domicilio de sus abuelos, en Puszczykowo (Unterberg, Polonia, cerca de Poznan), donde trabaja y se entrena en 'su' Centro de Tenis, llamado precisamente 'Angie'. El padre de Angelique, Slawomir, mantiene la nacionalidad polaca. La madre, Beata (que también es su representante) es alemana, de Bremen, de suerte que la nueva número dos del mundo, con doble nacionalidad germano-polaca, pudo escoger perfectamente entre representar internacionalmente a Polonia o Alemania.

En 2004, cuando Angelique-Angie empezaba a despuntar, la Asociación Polaca de Tenis hizo una petición formal a Kerber y su familia para saber si la tenista iba a jugar internacionalmente para Polonia. La respuesta fue negativa. Esos días, Kerber y toda su familia recibieron fuertes críticas de parte de los medios polacos. Kerber (que en 2005 debutó con Alemania en la Fed Cup, por equipos nacionales) dijo entonces: "Hubo una solicitud de la Federación Polaca, y la Prensa creo que ya ha opinado bastante sobre mis razones. Pero no hay mucho más que decir: en cualquier caso habría jugado para Alemania , porque me siento un alemán más". Asunto zanjado. Y a día de hoy, Angie Kerber, nueva campeona en Australia, segunda jugadora mundial, sigue pensando que "todos los alemanes tenemos que ayudarnos y estar juntos en las grandes ocasiones".