MASTERS ATP

Nadal aplasta a Murray y está en semis como líder de grupo

Como ante Wawrinka, se deshizo de su rival en hora y media (6-4, 6-1) demostrando buenas sensaciones. Se medirá al segundo del grupo Stan Smith: quizá Djokovic.

0

Ahora va totalmente en serio: 'He's back', 'Rafa is back'. Rafa ha vuelto. Rafa, Rafael Nadal, firmó sobre la pesada pista del O2 Arena la que es, con certeza (y como él mismo admite), su victoria más importante en este irregular 2015 al batir sin apelación a Andy Murray, número dos del mundo: 6-4 y 6-1 en 92 minutos. Murray terminó roto, tocándose el muslo izquierdo y con el segundo servicio reducido a escombros: el escocés solo ganó en este departamento el 34% de puntos jugados (10/29), bajo el cañón del resto de un Nadal que disfrutó de puntos de rotura en todos los servicios de Murray, excepto en dos juegos. Al fin, Rafa (66% de puntos con primeros saques y 61% con segundos) se apuntó cuatro de los nueve puntos de rotura que llegó a gestionar.

Tras el 7-5 y 6-2 de Wawrinka a Ferrer, Nadal es semifinalista y líder matemático del grupo Ilie Nastase, con lo que se enfrentará en su semifinal del sábado con el segundo del grupo Stan Smith: quizá, Novak Djokovic. Se trata del primer triunfo de Nadal sobre Murray desde Roland Garros 2014... y primero en pista cubierta desde la Masters Cup de 2010.

Con una rotura inicial para 0-1, Murray, empezó a percutir sobre el revés de Nadal con 'drives' a 125 km/h de media, de acuerdo al plan estratégico de Jonas Bjorkman (Amélie Mauresmo se recupera de su reciente parto): pero eso no acobardó a un Nadal que invadió y achicó la pista de Murray a base de martilleo constante en el resto, que llevó a Rafa a sellar el primer set en el décimo juego: en ese juego final de la primera manga, el resto de Rafa, plano y liftado, voló a una media de 125 km/h, ante los ojos asombrados de Murray y su banquillo. Allí, junto a Bjorkman, se hallaba Leon Smith, el capitán británico de Copa Davis, que bien puede temer por la suerte de su número uno, ante la final de la semana próxima en Bélgica: en el Flanders Arena de Gante, en tierra batida.

Como perplejo, y con el plan roto, Murray pidió unas tijeras para cortarse el flequillo. Pero, tras el 6-4, Rafa, sólido como un martillo pilón. se disparó hasta 3-0 en la segunda manga, con 5-0 de parcial y entre el abatimiento de un desbordado Murray, que no sabía qué hacer. A la entrada del cuarto juego, Nadal no había cometido un solo error no forzado en el segundo set... por nueve del torturado Murray. Además, Rafa ganaba 8/9 puntos en la red. Tras el segundo 'break' de esta manga, Murray acabó de bajar los brazos, aunque aun pudo lesionarse en una carrera larga en el primer punto del último juego del partido, que se cerró con parcial de 8-1 para Nadal. Todos quedan pendientes ahora del duelo entre Wawrinka y Ferrer. Pero Nadal ha vuelto, está claro. Y se diría que para quedarse ahí arriba.