Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
Copa Libertadores

David Ferrer fue una roca y pasó por encima de Fognini

ATP 500 RÍO DE JANEIRO

David Ferrer fue una roca y pasó por encima de Fognini

David Ferrer fue una roca y pasó por encima de Fognini

Matthew Stockman

Getty Images

El español liquidó (6-2 y 6-3) al verdugo de Rafa Nadal. Llegó bailando a Río y se va con su segundo título del curso bajo el brazo, el 23º de su carrera.

David Ferrer, que se declara admirador de personajes históricos como Alejandro Magno (“por el ansia y la ambición de conquistar”), puso su nombre en el palmarés de otro torneo, el ATP 500 de Río de Janeiro. El 23º título de un tenista poliédrico, que los ha coleccionado en tierra, pista dura y hierba. Derrotó a Fabio Fognini, que venía de eliminar nada más y nada menos que al campeón Rafa Nadal en semifinales, por 6-2 y 6-3. Sin fisuras. Sin apenas concesiones. Con piernas, cabeza y corazón.

El número nueve del mundo llegó a Río bailando, disfrutando del sambódromo y el Carnaval junto a Nadal, y abandona la ciudad que será olímpica en 2016 (aunque se jugará en pista rápida), camino de su próxima parada en Acapulco, con el segundo botín del año bajo el brazo tras estrenar curso ganando en Doha a Tomas Berdych.

Ferrer, noveno del ránking, era segundo cabeza de serie en el Jockey Club. Pero eso no le valió para evitar jugar partidos, como contra Juan Mónaco, desprotegido y expuesto a más de 35º y una humedad agobiante. “Río ha sido el peor lugar en el que he jugado a nivel de temperatura y sofoco por la humedad, sin duda”, relató. Día a día, fue afilando su raqueta.

Contra Fognini trabajó el fondo de la pista y los ángulos para abrir huecos. Cerró dos de las seis oportunidades de break que tuvo en la primera manga y aprovechó los 17 errores no forzados que le regaló el discípulo de Josep Perlas.

El segundo set también se empezó a aclarar con un primer break de Ferrer en el cuarto juego, mientras Fognini estampaba su raqueta, desesperado, por segunda vez. El partido iba pasando a las manos del español, que a sus 32 años emprendió un nuevo camino con otro técnico, Francisco Fogués, para volver a ser esa roca que todo lo resta (48% de puntos ayer). Y además más que solvente al saque (64% de ganados con primeros y 66% con segundos). Le costó cerrar, eso sí, porque cedió un break cuando servía con 5-1. Pero duró poco la alegría de Fognini, que ya acumula un 0-8 con el de Jávea y sólo le ha robado dos parciales. Ferrer sigue siendo una garantía.

0 Comentarios

Normas Mostrar