Federer, la final y un partido para la historia

Federer, la final y un partido para la historia

Federer, la final y un partido para la historia

Reuters

Tras vencer a Djokovic en la primera semifinal de Wimbledon, puede alcanzar el número 1 del ranking si vence en la final a Murray o Tsonga, e igualar así a Sampras con 286 en lo más alto.

Roger Federer disputará su octava final en la hierba de Wimbledon tras derrotar de forma cómoda al número 1 del ranking ATP, el serbio Novak Djokovic, por 6-3, 3-6, 6-4 y 6-3. En un partido de poco más de dos horas, con la excepcionalidad de haberse jugado indoor -se tuvo que abrir el techo retráctil por la aparición de la lluvia en la previa- el tenis efectivo y de poco desgaste del suizo pudo con un 'Nole' que cede su segundo Gran Slam del año. El domingo, en caso de vencer en la final a Murray o Tsonga, el de Basilea podría reconquistar el trono del tenis e igualar así al estadounidense Pete Sampras con 286 semanas en lo más alto del ranking ATP.

Era mayo de 2010 y Federer tuvo que ceder, por segunda vez en su carrera, el número 1 del ranking ante Rafael Nadal. Sucedió tras caer ante Thomas Berdych en los cuartos de final de Wimbledon, en la central del All England Club, en la edición de 2010. Tras dos horas y media de partido, en un encuentro que nadie preveía que fuera a tener aquel final, Berdych venció a Roger y este se vio relegado a la tercera posición mundial.

Con esta nueva final, la octava desde que pisara por primera vez la hierba de Londres, Federer vuelve a ser el rey de la hierba. En una superficie que exige un tenis más práctico, de una mayor efectividad y donde los golpes liftados, el servicio y las voleas son parte fundamental sin la cual no se puede llegar lejos, Roger vuelve a dominar. A sus 30 años, y tras reponerse de unos problemas de espalda que le hicieron llevar a cabo un tenis dubitativo en los primeros encuentro de Wimbledon, Federer vuelve a la final de otro Grand Slam más de un año después -no lo hacía desde Roland Garros 2011-.

La final, en caso de caer del lado del suizo, supondría el séptimo título de Federer igualando a dos mitos del torneo: William Renshaw -victorias entre 1881-86 y 1889- y Pete Sampras -1993-93 y 1997-2000-. Pero este no sería el único récord que el gran Roger batiría. Tras ceder el número 1 en 2010 ante Rafael Nadal, Federer quedó a tan solo una semana de igualar con 'Pistol' Sampras a 286 semanas en lo más alto del ranking. En caso de salir victorioso en la final, ascendería al olimpo igualando al estadounidense y nada podría evitar que se convirtiera en el tenista con más semanas dominando el mundo tenístico. Si esto ocurriera, se cerraría el círculo de una sucesión que comenzó en aquel partido de cuarta ronda de Wimbledon 2001, donde un joven Federer se impuso a Sampras en uno de los partidos más bellos de la historia.

Tras esto, en el hipotético caso de una victoria en la final, pocos récords más suculentos que los Juegos Olímpicos se le plantearían en el horizonte a Roger. Casi ningún objetivo sería más suculento para este formidable tenista que el de convertirse en el tercer jugador en completar el Golden Slam - los cuatros torneos de Gran Slam y la medalla de oro olímpica individual- igualando a Andrea Agassi y a Rafael Nadal. Quizás no sea casualidad, quizás pueda interpretarse como un guiño del destino que esta edición olímpica sea en la misma hierba en la que Federer tiene una cita para la historia este domingo.

Comentarios

Comentarios no disponibles

/tenis/imagenes/2021/10/22/promoslider/1634895921_391839_1634895944_promo_normal_recorte1.jpg

Dazn

Sigue en Dazn el US Open, Roland Garros y lo mejor de los circuitos masculino y femenino