"Esta generación ha hecho fácil lo irrepetible"

José Luis Escañuela

"Esta generación ha hecho fácil lo irrepetible"

"Esta generación ha hecho fácil lo irrepetible"

morenatti

Quién mejor para presentar este suplemento de la final de la Copa Davis que un sevillano que además es presidente de la Federación Española de Tenis. Suerte.

Nació un año antes de que España fuese por primera vez finalista de la Davis. ¿Qué le han contado de aquel equipo?

Arilla, Santana, Couder y Gisbert. Un equipo extraordinario que muchos aficionados repiten de carrerilla como si fuese una alineación. He tenido la posibilidad de que ellos me contaran las historias de aquella final contra Australia, con un set 15-13 para Santana en el partido ante Roy Emerson en Sydney. Con aquella final de la Davis y sus éxitos individuales, especialmente de Santana, hicieron del tenis un deporte de todos y sentaron las bases de los años gloriosos de las generaciones actuales.

Una final de la Davis en Sevilla. Si se lo dicen cuando empezaba en el mundillo ¿Cuáles son sus orígenes?

Desde siempre mi madre me inculcó el amor por el deporte. Jugué al fútbol como todos, pero también practiqué muchos otros deportes. Entre ellos, el tenis. Y se convirtió en una pasión. Después, todo ha ido surgiendo. Primero, en la Federación Andaluza. Mucha gente me apoyó y me ayudó durante ocho intensos años y después encabecé una candidatura de consenso para la Federación Española en un momento delicado. Para mí, es un privilegio y lo pongo todo para estar a la altura de un momento brillante del tenis español.

¿Le responsabiliza más que la final sea en su ciudad?

La responsabilidad es la misma, porque ante todo soy presidente de la Federación Española de Tenis, independientemente de que sea sevillano.

Siendo sevillano, ¿cómo cree que vive un finalista de a pie la final? En fútbol se le llamó la ciudad talismán

Considero que detrás de ese eslogan está el impulso vitalista de Sevilla y sus ciudadanos. Las ganas de vivir, de hacer cosas y poner todo el empeño en hacerlas bien. Esta es una ciudad talismán que se vuelca en el apoyo de la selección española y que tiene la final porque existe confianza plena en que la organización estará una vez más a la altura.

Venda la final fuera de la pista de tierra batida, del recinto de La Cartuja. Por cicerone y sevillano, ¿dónde tiene que vivir la gente la final, dónde están los puntos de interés?

La final se va a vivir en todos los rincones. Ya se está viviendo. Hay una pista preciosa en la Plaza de San Francisco donde se están organizando con distintos colectivos actividades relacionadas con el tenis. También se está llevando a cabo una gira por los distritos de la ciudad. El recuerdo que tienen los jugadores que ganaron la Davis en 2004 es que Sevilla respiraba tenis en todos sitios, y así va a ser ahora también.

Llénele un día a un argentino en su agenda.

Esta es una ciudad con un patrimonio cultural impresionante, pero sobre todo Sevilla es una ciudad para pasearla, para perderse. Entrar aquí y allí, muy asequible, que permite disfrutar muchas cosas. El seleccionador argentino, Tito Vázquez, contaba que para él ha sido un regalo que la final sea aquí. Había estado antes de visita y tenía unas ganas tremendas de volver. Espero que se lo pase bien, pero que la Ensaladera se quede aquí.

Califique su nivel de estrés antes de que se realice el primer saque del primer punto.

Mucho, pero con el primer saque no se acabará. Me pongo bastante nervioso. Son muy buenos, jugadores de leyenda, pero hasta que conquistas el último punto del partido nada está ganado.

¿Qué le diría a la afición y a la crítica que cree que se va a ganar a Argentina sin casi esfuerzo?

Argentina tiene a varios de los más talentosos. El equipo español es tan grande y tan bueno en esta última década que lo que está consiguiendo es que parezca fácil algo que probablemente sea irrepetible.

¿Se puede comparar la situación en la que llega Argentina, sin presión, a la de España antes de la final en Mar de Plata?

La presión es la misma para ambos equipos, porque los dos equipos quieren ganar. Argentina viene con toda la presión, porque además nunca la han ganado. Que juguemos en casa es para nosotros una ventaja, por el público y porque elegimos la pista. Pero los nervios y la templanza estarán en los dos lados de la red.

¿Dónde estaba sentado el día que Carlos Moyá ganó el punto definitivo en Sevilla?

No muy lejos, afortunadamente. Es de esas imágenes que perduran en la memoria, está en la base de datos de todos. Fue una explosión, todavía me emociono al recordarlo o al ver alguna imagen.

¿Le preocupa en algo el estado en el que llega Nadal, que no parece estar súper?

Rafa llegará bien y pondrá como siempre todo lo que tiene dentro para ayudar al equipo a ganar. Me preocupa Rafa y me preocupan todos. La fortaleza del equipo es el grupo.

El equipo español ha ganado sin Nadal, pero su ascendencia cuando está es definitiva. ¿Es imaginable un Nadal con un papel secundario?

Rafa es el mejor jugador sobre tierra de la historia y uno de los mejores de todos los tiempos del tenis. Es un privilegio que sea jugador de tenis y que sea español, fundamental para el equipo, pero también se ha ganado sin él y eso es lo extraordinario y lo que da la verdadera dimensión del equipo: de David Ferrer, de Feliciano, de Verdasco, de Marcel Granollers. Nuestro capitán tomará las decisiones oportunas.

¿Cómo valoraría la aportación de Ferrer a España en esta Davis? Lideró la eliminatoria en Austin...

David Ferrer es un jugador increíble, básico para que hoy estemos aquí. Se merece todo y más de lo bueno que le está deparando el tenis. Por su compromiso, por su esfuerzo, porque es un ejemplo. Lo de Austin queda para las páginas más gloriosas. Pero también Feliciano estuvo soberbio, como en Mar del Plata. Su tenis de saque y volea está en extinción. Dice mucho de él y de su profesionalidad que Feli esté en su mejor momento a los 30 años. Y Fernando Verdasco es todo solidaridad y le ha dado muchísimo a este equipo. Todos, también Granollers, son importantes.

¿Si le pidieran que cogiese un jugador de Copa Davis que no sea de esta generación, a quién le gustaría traerse? ¿Por ejemplo a la pareja Sánchez Vicario-Casal?

Sería difícil elegir, afortunadamente hemos tenido muchos grandes jugadores que han dado gloria al tenis español.

España es número uno indiscutible y es posible que aquí no se cierre un ciclo. ¿Durará? Y, por tanto, ¿cómo cree que será el relevo? ¿Qué se atisba detrás?

Hay equipo para rato y nuestra obligación es trabajar para el futuro, y así lo estamos haciendo. Vienen por detrás buenos jugadores pero pretender que siempre tengamos un equipo como éste es muy difícil. Trabajemos mientras disfrutamos de este equipo, porque es único.