Nadal y Djokovic: llega el duelo en la cumbre

Tenis | Wimbledon

Nadal y Djokovic: llega el duelo en la cumbre

Nadal y Djokovic: llega el duelo en la cumbre

Rafa pierde el número uno pero reta al serbio en la final de mañana.

La quinta final de Wimbledon que va a jugar Rafael Nadal Parera desde 2006, cuando ningún tenista español masculino supo jugarla en 40 años, no es una final: es un símbolo. Le toca ante Novak Djokovic, que saldrá el lunes como nuevo número uno mundial, en relevo del mismo Nadal. Puede ser un cambio de guardia: ya titulan por ahí, 'El Presente contra el Futuro'. Pero

La certeza, por ahora, son ciertas cifras: Nadal ganó a Andy Murray en dos horas y 47 minutos, 5-7, 6-2, 6-2 y 6-4. Rafa cometió un total de siete errores no forzados, tres en los últimos tres sets: cero, uno y dos. Murray, de nuevo esperanza frustrada de Gran Bretaña, firmó 39 errores no forzados, con diferencias tan apabullantes para Rafa como en los sets segundo (0/12) y cuarto: 1/13. "Por más que miro esa estadística, me parece que está equivocada", concedió Nadal que ganó el 81% de puntos con primeros servicios (Murray, 73%) y no titubeó desde que una derecha se le fue larga a Murray cuando Andy dominaba el segundo set: 2-1, 15/30 y problemas de control en el revés de Nadal, pronto rectificados.

Djokovic ganó a Tsonga (7-6, 6-2, 6-7 y 6-3) en tres horas y siete minutos. Tsonga servía para cerrar el primer set con 5-4, cuando cometió una doble falta inverosímil en 40/40 tirando un segundo servicio a 210 km/h. Eso decantó el partido. Se vio que a Djokovic le tembló el pulso en la tercera manga, que entregó a Tsonga por dedicarse a pasar bolas en la muerte súbita sin más intención. Cuando cerró el asunto y la conquista del número uno, tras locuras pintorescas del indisciplinado franco-congoleño de Le Mans, Djokovic y su séquito subieron al séptimo cielo, todos con el dedo alzado. Al fin, se trata de la primera final de Wimbledon para el nuevo número uno

Y después llegó Nadal, justo el día en que se cumplían cuatro años de su última derrota en el All England, la final de 2007 ante Federer, a quien no dejaron en muy buen lugar entre Tsonga y Djokovic. Nadal, aún con molestias en ese pie izquierdo anestesiado. Nadal, que cedió el confuso primer set con un solo mal juego al servicio y tras alguna bola clave ninguneada por los líneas. Pero Murray le martilleó el revés y amarró el set inicial: 7-5. La Centre Court y los periodistas británicos rugían como si aquello fuera Wembley.

Clave. El error de Murray en aquel tiro largo cuando ganaba 2-1 en el segundo set resultó ser "el punto de inflexión". Bajo la mirada expectante de Bjorn Borg, Nadal resolvió ese saque (2-2), quebró de vuelta al descorazonado Murray y encerró el cosmos en el puño de hierro de su derecha. Nadal ganó su partido número 20 en Wimbledon desde aquella final de 2007: 20-0 entre 2008 y 2011. Quinta final, como han hecho Becker, Sampras, Borg, McEnroe y Federer. Mañana, Djokovic le llega a Rafa justo como McEnroe le llegaba a Borg en 1980. Será un duelo en la cumbre, un partido memorable. En 1980 ganó Borg.

/tenis/imagenes/2021/10/22/promoslider/1634895921_391839_1634895944_promo_normal_recorte1.jpg

Dazn

Sigue en Dazn el US Open, Roland Garros y lo mejor de los circuitos masculino y femenino