La pista de la final ha costado 100.000 euros y ya está lista

Tenis | Copa Davis

La pista de la final ha costado 100.000 euros y ya está lista

La pista de la final ha costado 100.000 euros y ya está lista

rodolfo molina

España podrá probarla mañana.

Para Albert Costa, actual seleccionador de Copa Davis, volver a disputar una final en el Palau Sant Jordi es algo muy especial. Será el único superviviente de aquel fantástico equipo que ganó, frente a Australia, la primera Ensaladera para España hace ahora nueve años. Costa, que hoy se reunirá en Barcelona con Feliciano López y David Ferrer, pidió que la pista, donde mañana podrán entrenarse ya, tuviese la ubicación exacta que la del 2000. Superstición o no, así se ha hecho.

La construcción de la cancha talismán ha corrido a cargo de la empresa ImperSport, creada en 2002 en Gijón y que ahora tiene su sede en Madrid. Esta empresa realizó, en septiembre de 2008 y en tiempo récord, la pista de Las Ventas, donde España superó a Estados Unidos por 4-1 y le llevó a la final. Este gran trabajo le valió un contrato con la Real Federación Española de Tenis hasta 2011.

Tomás Saavedra ha sido el encargado de dirigir las obras de la impresionante base de 42x27 metros (casi 1.200 metros cuadrados) sobre la que se asienta la pista. Para compactar las tres capas que la componen se han vertido casi 800 toneladas de material y un equipo de ocho personas ha trabajado de manera intensiva desde el pasado domingo.

"Es la mayor superficie de las cuatro que he construido para la Copa Davis. Esta es diferente a las demás porque es cubierta y hay que tener un cuidado especial con ella. La última capa de tierra será fina, porque los jugadores quieren un bote vivo. España nunca ha perdido en nuestras pistas y espero que siga así", apunta Saavedra.

El coste puede superar los 100.000 euros, sin contar la pista de entrenamiento. El Ayuntamiento ha invertido 2,2 millones.