Copa del Rey

TOMÁS RONCERO

Victoria sin gloria

Hay algo de espíritu funcionarial en estos triunfos. Soy de los románticos a los que le gusta que el Madrid enamore con su juego y su desempeño y esa es una asignatura pendiente.