As.com

Estilo de Vida

La mejor almohada de gel refrescante para dejar de pasar calor en las noches de verano

Su tejido regula la temperatura y su relleno viscoelástico corrige la postura

Almohadas fresquitas

Pocas cosas hay tan incómodas al dormir como una almohada caliente, sobre todo con las altas temperaturas del verano. Por suerte, en Showroom hemos encontrado una solución perfecta para dejar de pasar calor por las noches: la almohada viscoelástica de gel refrescante Don Descanso, cuya funda está elaborada en un tejido que regula la temperatura y un relleno de copos ergonómico que corrige la postura. Está disponible en formato individual o en un pack de dos piezas y está fabricada en España con los mejores materiales.

Almohadas que no den calor

Funda de micropartículas de gel

La funda de esta almohada refrescante cuenta con un tratamiento de Strech Gel Fresh, con numerosos beneficios. Lo más relevante es que sus micropartículas de gel ayudan a regular la temperatura y disipar el calor —hasta un 20% más que otras almohadas viscoelásticas—, así como a favorecer la circulación de aire durante toda la noche. De esta manera, transmite frescor al instante, además de que es suave, transpirable, antibacteriana e hipoalergénica.

En opinión del cliente Manuel Plaza, “lo mejor es que disipa el calor bastante”. Con él coincide otro usuario de Amazon: “Sí, es fresca; no me despierto con la sensación de tener que darle la vuelta ni sudando”.

Relleno viscoelástico

Además de ser una almohada con efecto frío, este modelo dispone de un relleno de copos viscoelásticos que mejoran la acogida y el confort. Por ello, ofrece una postura correcta para el cuello, la cabeza y las cervicales, por lo que alivia tensiones y puntos de presión, así como los correspondientes dolores de una mala posición.

Almohadas frias para dormir

“Son muy muy cómodas y se adaptan a la perfección sin perder su calidad ni forma. Realmente ha mejorado mi descanso de una manera indescriptible”, afirma un cliente en su reseña. Asimismo, la usuaria Yolanda considera que “son cómodas y la cabeza se adapta muy bien sin llegar a hundir la almohada”. “Suelo tener dolores de cuello y espalda posturales pero, de momento, eso no ha pasado desde que tengo esta almohada”, comenta.

Núcleo moldeable

Cada una de las almohadas de gel tiene unas medidas de 70x38 cm y una altura aproximada de 15 cm. Sin embargo, su núcleo se moldea a la forma del cuello y la cabeza, por lo que es ideal para dormir tanto boca arriba como de lado. Y ya que sus costuras son resistentes y sin cremallera, asegura una sujeción total del relleno para evitar que se mueva o se pliegue durante el descanso.

Para el usuario Santos Piñeiro, se trata de unas “buenas almohadas viscoelásticas”, que aportan “firmeza y comodidad”. Una opinión similar comparte Patricia Santa Cruz: “La vengo usando ya hace un mes y, la verdad, me encantan. No se han deformado y puedo dormir superbien con ellas. Ahora, hay que tener en cuenta que cada uno tiene que ver si le gustan más blandas o más duras. Para mí, están excelentes, porque no son blandas ni duras como una piedra, son perfectas”.

Almohadas frías de gel

Otras almohadas y accesorios que pueden interesarte

*Todos los precios incluidos en este artículo están actualizados a fecha 21-07-2021.