Tecnología

Analizamos el Samsung Galaxy S20 FE 5G: ¿la mejor pantalla por menos de 700 euros?

El hermano menor de la gama alta de la marca coreana también brilla por su cámara trasera

Actualizado a

En los últimos años, las grandes marcas de smartphones que compiten por lanzar los mejores modelos premium al mercado han comenzado a prestar más atención a la franja de entrada de la gama alta. El ejemplo reciente más publicitado es el iPhone 12 Mini, pero también Samsung ha decidido entrar a la batalla con la presentación del Samsung Galaxy S20 FE 5G, que hereda muchas cualidades de los mejores móviles de la marca coreana, pero a un precio más contenido. Aquí analizamos sus principales aspectos.

Análisis y valoración

Ampliar
Ampliar

No cabe duda de que Samsung ha puesto empeño en que el Galaxy S20 FE 5G entrara por los ojos, así como en conseguir una experiencia de usuario de primera calidad. Se nota desde que lo tienes en las manos, puesto que a pesar de que el reverso de este móvil está construido en plástico, el acabado hace que no se sienta así, ya que el agarre es suave y no da la sensación de que se pueda resbalar de las manos. Pero quizás lo que se percibe enseguida es lo delgado (8,4 mm) y ligero (190 g) que es; puede utilizarse con una sola mano sin cansancio. Eso sí, la estructura de la cámara sobresale algunos milímetros, por lo que no puede colocarse firmemente sobre una mesa.

Sin embargo, es evidente que el punto fuerte de este teléfono está en la pantalla. Con 6,5 pulgadas de dimensión, panel Super AMOLED y resolución Full HD+ (2.400x1.080), es capaz de proyectar imágenes y textos con una nitidez muy destacada. Los colores también llaman la atención por su viveza y realismo, tanto a nivel de imágenes como de vídeo, por lo que es un excelente dispositivo para ver contenidos en streaming. Su punto débil, en cambio, está en el rango dinámico, ya que hemos percibido algunos problemas en los tonos más oscuros, que se perciben como una plasta por momentos, sin que llegue a afectar gravemente la experiencia de visualización.

El brillo de su pantalla también es uno de los mejores en esta categoría, puesto que ofrece una iluminación perfecta incluso bajo la luz del sol. Pero si algo destaca por sobre todas las buenas características de la pantalla es que cuenta con una tasa de refresco de 120 Hz, que en términos prácticos hace que todos los movimientos y desplazamientos de menús, aplicaciones y contenidos sean sumamente suaves y fluidos. El rendimiento de las funciones táctiles trabaja con una naturalidad que pocos teléfonos pueden presumir, puesto que responden al instante y con total precisión a los gestos de los dedos. Por esto mismo, se trata de un móvil perfecto no sólo para un uso regular, sino también para ejecutar los videojuegos con los gráficos más exigentes.

Este último aspecto, en combinación con la potencia de su procesador Snapdragon 865, hace que la experiencia de uso general sea sobresaliente. Las aplicaciones abren casi instantáneamente y, en el caso de los feeds de redes sociales, es evidente la agilidad con que se desplazan y cargan los textos y las imágenes. Asimismo, incorpora la función reconocimiento facial, que trabaja al instante, aun en condiciones de poca luz, y un lector de huellas muy rápido integrado en la parte baja de la pantalla. A todo esto también ayuda su memoria de 6 GB, que se complementa con un almacenamiento de 128 GB. Y, desde luego, la gran novedad técnica es que es compatible con las redes de datos 5G para navegar o reproducir contenidos en streaming a máxima velocidad.

Ampliar

Una cámara que brilla

A pesar de ir contra la tendencia de más objetivos y megapíxeles de los smartphones más recientes, la cámara del Galaxy S20 FE 5G se limita a tres lentes y una resolución máxima de 12 MP para su ultra gran angular y gran angular, y de 8 MP para el teleobjetivo. Sin embargo, los resultados son sobresalientes como pocos. En la mayoría de los disparos, las fotos son sumamente nítidas y con colores muy reales, con un rango dinámico natural y bien equilibrado, desde las luces hasta las sombras. También asombra la precisión del desenfoque en el modo retrato, ya que consigue separar a la perfección la silueta principal del resto de los elementos a cuadro.

Pero por sobre estos aspectos positivos, la principal fortaleza de esta cámara es, sin duda, su modo nocturno. A pesar de que la toma original tenga poca iluminación, el sensor es capaz de absorber cada detalle y capturar una luz muy natural, clara y realista. Todo esto, sin generar ruido aparente en las imágenes ni instantáneas movidas. Además, la aplicación de la cámara ofrece un modo llamado “captura única”, que realiza una toma de 10 segundos para generar varias fotos y clips de vídeo artísticos y divertidos.

En cuanto a la grabación de vídeo, tampoco se queda atrás. Su cámara trasera puede grabar en resolución 4K UHD hasta a 60 fps, con unos resultados verdaderamente notables. Las imágenes se aprecian con gran detalle y el estabilizador de imagen le aporta mucha suavidad a las tomas. Su único problema es que, cuando se graba en vertical, el sistema de estabilización puede generar algunas breves deformaciones en los vértices al mover la cámara rápidamente.

Contrario a todo lo anterior, nos ha decepcionado un poco la cámara delantera. A pesar de que tiene un sensor de 32 MP —bastante alto—, los autorretratos no tienen la nitidez que cabría esperar. La iluminación, el enfoque y los ajustes automáticos de embellecimiento trabajan bastante bien, pero no ofrecen nada distinto a otras cámaras delanteras en este rango de precio.

Ampliar

Sonido y batería que cumplen

A pesar de que el Galaxy S20 FE 5G no dispone de una entrada jack para auriculares —solamente se pueden conectar mediante Bluetooth—, su altavoz inferior proporciona un sonido muy decente y equilibrado. El volumen que entrega es muy alto y sin distorsionar, aunque para ello es cierto que sacrifica un poco las frecuencias graves. Por lo tanto, si bien no es el mejor audio para los amantes de los bajos potentes, sí funciona correctamente para ver series o películas con diálogos claros y presentes.

Su batería de 4.500 mAh cuenta con carga rápida, con la que consigue llegar al 100% en poco más de una hora y media. No es la batería con mayor capacidad de su segmento siquiera, pero sí que es más que suficiente para un uso de normal a intensivo para todo el día sin problemas.

Ampliar

*Las recomendaciones para que las entregas de pedidos online se puedan realizar con total seguridad para repartidores y clientes señalan que se debe evitar el contacto directo entre ambos, mantener la distancia de seguridad y lavarse las manos después de abrir el paquete. Todos los repartidores están instruidos para extremar las precauciones.

*Todos los precios incluidos en este artículo están actualizados a fecha 03-11-2020.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?