Susurros del campo

CON EL AVAL DE LA REVISTA TROFEO CAZA

Este blog es un viaje a esas jornadas de caza y conservación, esperamos que seáis nuestros compañeros de cuadrilla.

Autor: Rocío de Andrés

Susurros del campo

Lorena Martínez, mujer de armas tomar

Lorena Martínez se ha convertido en la primera y más joven presidenta de una federación de cazadores en nuestro país.

0
Lorena Martínez, mujer de armas tomar

Lorena Martínez se ha convertido en la primera y más joven presidenta de una federación de cazadores en nuestro país. Su nombramiento como presidenta de la Federación de Caza de la Comunidad Valenciana, a sus 32 primaveras, la convierte en la primera mujer al mando de una federación de caza.

La joven cazadora es ingeniera de Montes y cuenta con una trayectoria impecable. En el año 2015 tuvo su primer contacto con una entidad federada como becaria en prácticas, lo que no la impidió dejarse el alma y la piel en ello (con visitas a los pueblos, sedes, contacto con directivos, cazadores y, en general, con el mundo de la caza), lo que hizo que se quedara trabajando por y para la caza. Primero pasó al Gabinete Técnico; luego fue miembro de la Comisión de la Mujer y Caza; posteriormente, directora de la Escuela de Caza y Naturaleza, y finalmente, máxima responsable autonómica.

Sus inicios en la caza fueron como morralera de la mano de su padre en su pueblo natal, Enguera, de algo menos de 5.000 habitantes, pero con una de las superficies forestales mayores de la región, con más de 28.000 hectáreas. Allí siguió sus pasos y se enamoró perdidamente de esta nuestra pasión, la caza. Rompiendo estereotipos de que la caza es para hombres. Lo que no significa, en su opinión (y la mía), que sea una afición machista.

La mujer siempre ha cazado, pero por razones evidentes y por las que es disparatado luchar, la fuerza se la ha llevado el hombre, lo que dejaba a la mujer en un segundo lugar, nunca menos importante.

Y aunque hace relativamente poco que la mujer reivindica su papel dentro del mundo de la caza, a través de asociaciones, redes sociales y medios de comunicación entre otros, desde que el mundo es mundo la mujer ha formado parte de la actividad cinegética de una manera u otra, desempeñando un papel fundamental dentro de ella.

Desde el Paleolítico hasta la Edad de los Metales, las mujeres no solo realizaban tareas de reproducción y manutención propias de su sexo y a las que tradicionalmente se les ha asociado, sino que, además, participaban en los trabajos fuera del ámbito doméstico. Todo con un único objetivo: la supervivencia. Existen estudios antropológicos que muestran que, en la Prehistoria, la caza de aves y pequeños mamíferos, como los conejos, era una tarea asumida por ambos sexos.

Desde aquí quiero agradecer el tremendo trabajo que desempeña Lorena, día tras día, para que el mundo de la caza, del que “no hemos sabido vender sus virtudes”, se empiece a conocer como lo que es, una actividad esencial.

A buen seguro, va a hacer un enorme trabajo.

¡Feliz fin de semana!