Susurros del campo

CON EL AVAL DE LA REVISTA TROFEO CAZA

Este blog es un viaje a esas jornadas de caza y conservación, esperamos que seáis nuestros compañeros de cuadrilla.

Autor: Rocío de Andrés

Susurros del campo

Relevos

Un sueño donde la palabra “relevo” toma un significado protagonista. El niño que da el relevo a una forma de vida inculcada por su padre, y el amor por el perro de caza

Relevos

Durante el pasado año, en el que se quedaron frustrados muchos proyectos por esta maldita pandemia, se fue dando forma a un sueño que, por fin, se ha visto cumplido.

Un sueño donde la palabra “relevo” toma un significado protagonista. El niño que da el relevo a una forma de vida inculcada por su padre, y el amor por el perro de caza que tenemos los cazadores.

Esta realidad se ha hecho posible gracias a Carlos Tiburcio, miembro de Juvenex, cazador reconocido a nivel mundial por su trayectoria como deportista de alto nivel en el mundo de la competición de la modalidad de San Huberto; además de prestigioso criador e instructor de perros de caza.

Con este proyecto se ha formado un binomio muy especial de relación entre jóvenes cazadores con la ilusión de tener su primer perro y que lleven la pasión de la caza y la conservación en su sangre.

El pasado mes de abril, se ponía en marcha la edición de “Relevos”, con unos programas prototipos que han servido para dar una amplia difusión en redes sociales, radio, televisión y prensa, tanto de España como de Portugal, con un plan de comunicación elaborado por Jesús Martín de la productora Novatoma.

Una primera edición cargada de emociones y sentimientos que se plasman en los rostros de los jóvenes que reciben su cachorro al que dedicaran todos sus esfuerzos en educarle para ser su fiel compañero de caza, creándose entre ellos un vínculo de eterna amistad.

Como padrinos, se ha contado con dos personas excepcionales: Ismael Tragacete y Juan Delibes.

Los cachorros son donados por criadores de gran prestigio en España, conocedores de que el objetivo que ello conlleva está más que justificado: hacer realidad la ilusión de un joven que, con su pasión por la caza, será ejemplo latente del relevo generacional, del fututo de la cinegética.

Los cuatro aafortunados jóvenes que han inaugurado este proyecto ha sido: Carmen Caballero, del Valle de la Serena (la niña de mis ojos); Judith Arias de Trujillanos; Alejandro Martín de Montijo y Raúl Cantero de Badajoz.

El escenario donde brotaban las sonrisas estos chavales, de sus criadores, y de sus padrinos Juan Delibes e Ismael Tragacete, fue la finca “La Atalaya” en Garrovillas de Alconétar en Cáceres, marco incomparable de nuestra querida Extremadura.

En breve, se dará a conocer la fecha de la convocatoria de recepción de solicitudes para participar en este proyecto.

Una vez más, Juventud Venatoria Extremeña, Juvenex apuesta por el futuro de la caza trabajando por el relevo generacional.

Me siento privilegiada por pertenecer a esta asociación, y os aseguro que, las caras de los más pequeños, es la mejor de la recompensa al esfuerzo. Sus sonrisas no se nos borraran nunca.

 

Gracias…