Mentalidad Imparable

Claves para entrenar una mente ganadora.

Autor: Mónica Pascual
POR
Mónica Pascual

MENTALIDAD IMPARABLE

Benzema, el indiscutible más discutido: analizamos el mindset de un jugador clave

"El delantero tiene que saber hacer muchas cosas, no sólo meter goles. Yo puedo meter un gol, pero si no toco el balón en noventa minutos, es un problema" Karim Benzema

Benzema, el indiscutible más discutido: analizamos el mindset de un jugador clave
JUAN MEDINA REUTERS

Hay jugadores que, con menor o mayor acierto, asumen su trayectoria en una constante reivindicación. Pero no nos engañemos. No es Benzema quien se reivindica con cada ‘buena’ obra, como la del sábado. Es el público quien injustamente no termina de entender qué clase de jugador tiene delante. ¿Por qué buscamos copias cuando tenemos delante un original? En ese camino de resignificación constante, Benzema lleva tiempo siendo incontestable y una de esas piezas que, cuando ya no esté, más se echarán de menos en el tablero blanco.

A sus 33 años, quienes seguimos la actualidad deportiva del Real Madrid más allá (aunque también) de los resultados, sabemos que estamos ante la mejor versión de un jugador que a veces es brillante, pero siempre es decisivo. No es posible entender el Real Madrid de los últimos años sin acercarnos a un jugador que ha crecido milagrosamente en la desconfianza. Como una flor en la nieve, se ha abierto paso y en su trabajo continuo y su capacidad de adaptación camaleónica, ha conseguido ser un jugador determinante.

Karim Benzema es uno de esos jugadores con mentalidad de equipo. Uno de los pocos delanteros que, en su posición, trabaja en la generosidad: ¿qué es mejor: ser el mejor o ser la mejor herramienta para lo que necesita el equipo? Benzema escoge lo segundo y, pese al descrédito que ha tenido que enfrentar cuando han venido mal dadas, eso lo convierte en el mejor. Con ocho goles en seis partidos, parece que por fin es una evidencia para todos. El sábado se echó a las espaldas el partido y con él al equipo y las aspiraciones del Real Madrid para conseguir LaLiga.

Es muy posible que este buen momento que vive el jugador no sea ‘flor de un día’. Básicamente por cómo ha construido su camino hasta el profesional que es hoy, con una trayectoria armada de entereza y trabajo en la sombra. ¿Puede un jugador ser un buen delantero y no trabajar solo para marcar goles? Sí, y ese es Benzema. Un delantero difícilmente clasificable a quien los números, sin embargo, dan la razón.

Benzema ha sido durante años un incomprendido. Muchos no entendían por qué siendo un delantero centro no marcaba tantos goles como otros en su misma posición. ¿Es el gol la variable definitiva? No. Karim es mucho más que un killer, más que un '9' convencional. Al uso. Es un delantero total, un futbolista total y eso va de escribir un camino propio. Un 9,5, como le definió Zidane.

El único esquema que ha seguido Benzema es el de un jugador paciente, constante, generoso. Que ha construido sin aspavientos, focos, poses y gritos de guerra, una leyenda particular que no es otra cosa que una oda al trabajo bien hecho y constante: a la excelencia. Ese ha sido su mindset. Su mentalidad. Las hay de muchas clases. Pero esta es la suya. Si Benzema hubiera resultado ser el jugador que todos esperaban, no sería él. Sería otro. Pero la suerte del Real Madrid es el trabajo del francés, en la sombra, en la crítica, en la incomprensión.

Excelencia para crecer sin límites

¿Qué factor hace que un deportista destaque del resto? ¿Por qué Karim Benzema a sus 33 años está mostrando su mejor versión?

La excelencia es la actitud de superarse poniendo el foco en el proceso, haciendo las cosas mejor cada vez y dando lo mejor de sí mismo para lograr el objetivo y hacer que suceda. No confundir con la exigencia, un mindset más habitual, que nos habla de la obligación que sentimos por hacer las cosas mejor. Esa obligación suele venir de un tercero y la hacemos nuestra. Para que nos entendamos: la exigencia asfixia, la excelencia motiva. Y a Benzema, lo segundo le va más que lo primero. Excelencia para crecer marcándose unos objetivos que no miran a otros, sino que apuntan a él mismo.

¿Quieres saber cómo es el mindset de un deportista que quiere entrenar y competir desde la excelencia, para crecer sin límites, a pesar de las adversidades, como lo ha hecho Benzema?

1.- Trabaja tareas organizadas, bien definidas y desafiantes.

2.- Está abierto a buscar alternativas, aceptan otros puntos de vista

3.- La crítica no es un problema: admite críticas porque no se sienten amenazados.

4.- Crea oportunidades para repetir y corregir errores. Si algo sale mal, significa que hay una parte de su ejecución que se puede mejorar.

5.- Vive el error como una oportunidad de aprendizaje, no como un fracaso.

6.- Se enfoca en el compromiso con los objetivos y con aquello que es prioritario, no solo con el resultado.

7.- Trabaja con dedicación y esfuerzo, desde el disfrute (sin olvidar disfrutar).

En esta lista hay un elemento que no puede faltar. La concentración: una herramienta imprescindible para alejar al deportista de todo lo que no depende de él (ruido, presión, crítica, distracción…) para mantener toda su energía en aquello que sí depende de él y que, al final, marca la diferencia entre el 9 y el 9,5. Si quieres saber cómo entrenar la herramienta indiscutible de los campeones para aumentar su rendimiento en momentos decisivos, no te pierdas este artículo.