La magia del Tenis

Pasión por los cuatro costados

Autor: Carlos Coll Martínez
POR
Carlos Coll Martínez Twitter

LA MAGIA DEL TENIS

Domina los intercambios con solidez en una pista de tenis

Aprende a desenvolverte a la perfección en los peloteos más exigentes y saca el máximo rendimiento a tu tenis cuando los puntos se alargan.

nadal_open_australia

Cuando hablamos de tenis, hablamos de muchísimos elementos que influyen en el desarrollo de este deporte. Si queremos ser jugadores sólidos, debemos dominar un sinfín de particularidades que, en ocasiones, pasamos por alto. A menudo, creemos que con un buen saque, una buena volea y buenos golpes desde el fondo ya tenemos todo ganado. Sin embargo, existe un sinfín de particularidades que terminan marcando la diferencia.

En el momento en el que estamos disputando un punto, debemos tener las ideas claras y no golpear por golpear cada bola que nos llegue desde el otro lado de la red. Es importante que sepamos gestionar los espacios, que nos fijemos todo el tiempo dónde está el rival y que nos anticipemos, en la medida de lo posible, a sus pretensiones. A continuación, vamos a profundizar en estas ideas, con el objetivo de que seamos capaces de dominar los intercambios en una pista de tenis.

Controla los espacios

Lo más frecuente en la mayoría de los intercambios es el peloteo cruzado. Como ya sabemos, la red por la parte central es más baja y la diagonal de la pista tiene una mayor longitud. Por ese motivo, cuando recuperes el centro de la pista, no te lances como un loco hacia el centro geométrico; sitúate ligeramente orientado hacia el lado desde el que estás manteniendo el intercambio cruzado con tu rival.

Obviamente, tampoco debemos perder de vista la posibilidad de que nuestro contrincante juegue paralelo, pero es un golpe que implica un mayor riesgo; al no poder cubrir toda la pista todo el tiempo, al final tenemos que jugar con las probabilidades y con la intuición para intentar controlar los espacios lo mejor posible.

Mide los tiempos

Es de vital importancia que estés muy atento a la situación en la que se encuentra tu rival; si ves que está fuera de posición y que no es capaz de generar tiros peligrosos, sino todo lo contrario, debes aprovechar y dar un paso hacia adelante. Hazte el dueño y señor de la pista y busca la consecución del punto desplegando tu tenis más agresivo. Si tu contrincante está muy lejos de la red, puedes incluso sorprender con una dejada o generar un golpe abriendo ángulo para meterte el tanto en el bolsillo.

Elige el mejor golpe

Debemos ser conscientes de que no siempre vamos a poder jugar un tiro ganador. En función de la posición en la que estés, tendrás que utilizar unos golpes u otros. Si estás desplazado y tu rival te obliga a golpear en carrera, lo normal es que busques un golpe cortado que te proporcione algo de tiempo para recuperar el centro de la pista y que, a su vez, incomode un poco con el bote irregular. Si tenemos claro qué golpe toca en cada momento, vamos a reducir muchísimo nuestros errores no forzados y a convertirnos en jugadores mucho más sólidos.