La magia del Tenis

Pasión por los cuatro costados

Autor: Carlos Coll Martínez
POR
Carlos Coll Martínez Twitter

LA MAGIA DEL TENIS

Los 8 mejores consejos para reventar la pelota con tu saque

Descubre y aprende las claves más importantes que necesitas para conectar poderosos servicios que pongan en serios apuros a tu rival en una pista de tenis.

federer_serve

A medida que va pasando el tiempo, podemos apreciar en el tenis profesional una tendencia a golpear cada vez con más potencia y a reducir el número de recursos técnicos. Uno de los golpes que más destaca en esta cuestión es el servicio.

La velocidad del saque es un factor especialmente determinante en superficies rápidas, que son las que hoy en día más abundan. Por ese motivo, es conveniente aprender a conectar poderosos servicios que dejen si margen de reacción al rival. No es tarea fácil, ya que, como en otras ocasiones hemos contado, el saque implica un proceso complejo en el que tenemos que estar perfectamente coordinados, agarrando la raqueta de manera óptima.

A continuación, vamos a ver importantes consejos que nos van a ayudar a desarrollar potentes servicios, en relación con nuestras capacidades físicas y técnicas:

  • Lánzate la bola delante de ti. Es una de las principales claves para conectar un saque plano muy veloz; de esta manera puedes echarte encima de la bola con todo el peso de tu cuerpo y concentrar toda esa fuerza en el impacto. Es importante que caigas dentro de la pista una vez concluida la ejecución del servicio.
  • Relaja el cuerpo. El hecho de estar en tensión no implica que tu golpe vaya a ser más fuerte, sino al contrario. Cuando tu cuerpo está relajado, toda la preparación del servicio se produce de una manera más fluida y vas a ser capaz de impactar la pelota en el momento y sitio justos.
  • Evita imprimir efectos. Hacer un saque con efecto cortado o liftado conlleva peinar la pelota, generar una fricción más que un impacto. Obviamente, estos tipos de servicio tienen sus ventajas, pero no son los mejores para alcanzar altas velocidades.
  • Presta atención a la rotación del cuerpo. Es una de las principales claves a la hora de conseguir un saque veloz. La mayoría de la fuerza que vas a proyectar en la bola proviene de una correcta rotación de hombros.
  • No trates de colocar la pelota. El objetivo es soltar un zurriagazo que reduzca al máximo el margen de reacción del rival. Da igual que vaya al cuerpo o que borre la T; tu objetivo en este caso es generar la máxima potencia posible.
  • Aprovecha el impulso de las piernas. La fuerza que vas a imprimir a la bola en un servicio no sólo depende de lo bien que muevas el tren superior; el hecho de generar un buen impulso con tus extremidades inferiores va a incrementar sensiblemente la velocidad de tu saque.
  • Continúa el movimiento tras el impacto. No frenes el brazo inmediatamente después de golpear la pelota; prolonga el movimiento del brazo hasta el final para obtener unos resultados sobresalientes.
  • Exhala el aire de los pulmones cuando golpees la pelota. Hazlo, aunque vaya acompañado de un estruendoso grito. Es una manera práctica de liberar la tensión que genera la ejecución del servicio.