DeYoutube al cielo

Ahora los actores se lucen en Netflix y no en cines, los cantantes se miden en Spotify y no en ventas e Instagram vale más que la mejor agencia de comunicación. Formato nuevo para personajes nuevos: de los que son más habituales en las tendencias de YouTube que en los informativos de La 1.

Autor: Iván Cordovilla
POR
Iván Cordovilla Twitter

DE YOUTUBE AL CIELO

Mbappés y Odriozolas

Diego Ibáñez, cantante de Carolina Durante, comienza ahora la gira de presentación de su primer disco tras viajar de festival en festival cuando Hazard pesaba cinco kilos de más.

(A continuación, el artículo que resume la historia de Diego Ibáñez, escrito por por Iván Cordovilla pero con las expresiones, letras y frases textuales que el protagonista dejó en la entrevista)

 

Parece que ser del Madrid no mola. Sabina, Leiva, Dani Martín… lo guay es ser del Atleti. Pero es lo que hay, el fútbol va ligado a la pasión y nadie decide de quién se enamora. Aunque si Carolina Durante fuese un equipo seguramente sería el Eibar de Gaizka Garitano. De las pequeñas salas de Segunda B a los grandes festivales de Primera en apenas dos temporadas.

925
820
777
863
769
943
1105
1018

Diego Ibañez, cantante de Carolina Durante.

Diego Ibañez, cantante de Carolina Durante.

Diego Ibañez, cantante de Carolina Durante.

Diego Ibañez, cantante de Carolina Durante.

Diego Ibañez, cantante de Carolina Durante.

Diego Ibañez, cantante de Carolina Durante.

Diego Ibañez, cantante de Carolina Durante.

Diego Ibañez, cantante de Carolina Durante.

1 / 8

Perdona creo que sería para Mbappé pero, sin duda, Joder, no sé para Bale. Yo también estaba en medio de los problemas cuando, con apenas dieciocho, fui a Estados Unidos a hacer unas pruebas de fútbol con el premio de ser becado para una de sus universidades. No era una oferta de China, pero también fue difícil de rechazar. Aunque quedarme en Madrid acabaría siendo una buena opción cuando, dos años después, montamos Carolina Durante. Cuando Cristiano todavía estaba en el Madrid. Cuando, en 2018, me obligaron a tatuarme en la espalda un lamentable 'SIU' por una apuesta en la que aseguraba que sería imposible ser campeones de Europa en fútbol y baloncesto. Ya no somos tan jóvenes. Ahora Modric y Marcelo están chupando banquillo.

Desde sus declaraciones en Kiev sólo se veían nubes. No estaban altas las expectativas en la era postCristiano, pero ya hemos ganado la Supercopa. Habría que pedirle la hoja de reclamaciones a Benítez por aquello que se rumoreó de que le pidió a Modric que dejase de golpear con el exterior. Bastante mejor de lo que nos decían gracias a Valverde, qué momentazo nos dejó. Hizo lo que tenía que hacer, como si tiene que darle 300 golpes para pararle. Quizá sería un poco repetitivo, pero igual cae una canción para él. Si Odriozola ya se ganó una por hacerme ganar una liga de Biwenger cuando estaba en la Real Sociedad

Álvaro es un Cayetano de manual, por cierto. De Taburete. Se ha montado un poco de polémica, pero son unos chicos muy majos, no creo que fuese tirarle beef en sí. Jamás llegaremos al nivel que tienen en el trap porque no tenemos la capacidad de grabar canciones tan fácil. Nosotros también tardamos poquísimo en crear una canción, eso es verdad. Cuando nos atascamos y no fluye lo dejamos y ya está. Pero estoy seguro que algún hit de Los Ramones también se hizo en veinte minutos. A mí la gente me llega a dar ánimos por la calle por mis letras. No es que me salga escribir cuando estoy triste, es que no me sale escribir cuando estoy alegre.

Para mí ahora es más difícil seguir el fútbol, al final giramos los findes y me pilla en la furgoneta o tocando. Me gusta que me guste el fútbol. A la mierda eso de ser feliz, yo lo que quiero es sufrir cada fin de semana. Me avergonzaba hace tres años cuando me veía ocho horas de partidos todas las jornadas. Juan, el batería del grupo, siempre nos ha dicho que le gustaría que le gustase. Es que es muy emocionante. Hay que tener hobbies, no he visto a ningún “cine, música, viajar y quedar con los amigos” salir de First Dates con pareja.