Competición
  • Clasificación Eurocopa

El verdadero Clásico en Bilbao

El verdadero Clásico en Bilbao

Con sabor. La visita del Real Madrid es la más esperada en Bilbao, de largo. Mucho más que el partido ante la Real Sociedad o el Barcelona. No lo duden. Clásicos como el gran Koldo Agirre, uno de los mejores leones de la historia, entrenador del equipo que jugó la final de la Copa de la UEFA contra la Juventus, siempre dice que es el verdadero derbi de Bilbao. Lo fundamenta en aquellos enfrentamientos sesenteros ante el equipo de don Alfredo Di Stéfano, Gento, Amancio o Puskas. El Athletic iba bien servido: Iribar, Aranguren, Uriarte o el propio Koldo. El Madrid ganó ligas recientes en La Catedral con el 0-3 de Higuaín, Özil y Cristiano, equipo de Mourinho. También las dejó de ganar como el 1-0 de Aduriz en 2015. Curiosamente a Cristiano no se le da bien la Nueva Catedral, cuatro visitas sin ganar. El Athletic llega mal, horrible incluso, tras uno de los mayores fracasos de la historia reciente con la eliminación de Copa ante el Formentera, pero aun en las peores condiciones, le hace partido al Madrid siempre. Incluso en la peor temporada en color que se recuerda en el Botxo, con Stepanovic al mando, ganó en el Bernabéu. Va mucho más allá del morbo de la portería y el futuro de Kepa. León herido.

El reto de Theo. La apuesta del Real Madrid por él fue mucho más que económica, se jugó la relación institucional con el Atlético. No hubo tal fricción, pareció asumirse. Al Cholo no le entraba por el ojo y ya está. De momento no rinde, solo de momento. No es lo mismo ser carrilero en el Alavés que lateral en el Madrid. En Vitoria jugaba con tres centrales y dos mediocentros. Libre para sorprender a la contra y para explotar su principal virtud, la potencia. En el Madrid es un ‘3’, un lateral puro. Tiene menos espacio, necesita precisión y la espalda en defensa quema. Salió tocado del partido de ante el Fuenlabrada. No me extrañaría nada que acabara siendo más central que lateral, con el tiempo. Es muy joven para que desde ya se le cuelgue el Sanbenito de “potencia sin control”. Paciencia.

El Atlético que viene. Hay factores que indican que el Atlético puede entrar en un buen momento. Simeone ha vuelto a dar un giro de tuerca. Uno más. La nueva ubicación de Griezmann ha dado alegría al equipo, más de mediapunta con gente por delante del balón. Se lo puede permitir porque los delanteros amagan con buena racha, hablo de Gameiro y Torres. Lejos de sus mejores versiones sí, pero más que aprovechables. La inminente apertura del mercado invernal, y la llegada de Vitolo y Diego Costa hará que dos piezas salgan. La apuesta por Vietto no ha salido bien, es favorito a salir. Le dolerá a Simeone como si fuera su hijo, pero más no puede hacer. Lo de Gaitán es similar. Más allá del gol la gran clave es la vuelta de Koke, los seis partidos de lesión hicieron mucho daño al equipo. Aquellos dos partidos contra el Qarabag...

0 Comentarios

Normas Mostrar