Liga Endesa ACB
NBA
FINALIZADO
Boston Celtics BOS

79

Cleveland Cavaliers CLE

87

Roland Garros
Yuki Bhambri Yuki Bhambri
-
Yen-Hsun Lu Yen-Hsun Lu
-
Rafael Nadal Rafael Nadal
-
Alexandr Dolgopolov Alexandr Dolgopolov
-
Karen Khachanov Karen Khachanov
-
Andreas Haider-Maurer Andreas Haider-Maurer
-
Benoit Paire Benoit Paire
-
Roberto Carballes Baena Roberto Carballes Baena
-
Guillermo García-López Guillermo García-López
-
Stan Wawrinka Stan Wawrinka
-
Marco Cecchinato Marco Cecchinato
-
Marius Copil Marius Copil
-
Ernests Gulbis GUL
-
Gilles Muller Gilles Muller
-
Nick Kyrgios Nick Kyrgios
-
Bernard Tomic TOM
-
Stefanos Tsitsipas Stefanos Tsitsipas
-
Carlos Taberner TAB
-
Rogerio Dutra Da Silva DUT
-
Novak Djokovic Novak Djokovic
-
Roberto Bautista Agut Roberto Bautista Agut
-
Denis Istomin Denis Istomin
-
Peter Gojowczyk Peter Gojowczyk
-
Cameron Norrie Cameron Norrie
-
Jaume Munar MUN
-
David Ferrer David Ferrer
-
Jiri Vesely Jiri Vesely
-
Dusan Lajovic Dusan Lajovic
-
Marcos Baghdatis Marcos Baghdatis
-
Santiago Giraldo GIR
-
Dominic Thiem Dominic Thiem
-
Ilya Ivashka IVA
-
Frances Tiafoe Frances Tiafoe
-
Sam Querrey Sam Querrey
-
Nikoloz Basilashvili Nikoloz Basilashvili
-
Gilles Simon Gilles Simon
-
Malek Jaziri Malek Jaziri
-
Mikhail Youzhny Mikhail Youzhny
-
Albert Ramos-Vinolas Albert Ramos-Vinolas
-
Mikhail Kukushkin Mikhail Kukushkin
-
Jordan Thompson Jordan Thompson
-
Casper Ruud RUU
-
Mirza Basic Mirza Basic
-
Adam Pavlasek PAV
-
Borna Coric Borna Coric
-
Philipp Kohlschreiber Philipp Kohlschreiber
-
Matthew Ebden Matthew Ebden
-
Thomas Fabbiano Thomas Fabbiano
-
Diego Schwartzman Diego Schwartzman
-
Calvin Hemery Calvin Hemery
-
Andreas Seppi Andreas Seppi
-
Richard Gasquet Richard Gasquet
-
John Isner John Isner
-
Noah Rubin Noah Rubin
-
Joao Sousa Joao Sousa
-
Guido Pella Guido Pella
-
Horacio Zeballos Horacio Zeballos
-
Yuichi Sugita Yuichi Sugita
-
Roland Garros Femenino
FINALIZADO
Chloe Paquet Chloe Paquet
(3)
Pauline Parmentier Pauline Parmentier
(3)
FINALIZADO
Alexandra Dulgheru DUL
(2)
Christina McHale Christina McHale
(2)
Timea Bacsinszky Timea Bacsinszky
-
Georgina García Pérez GAR
-
Mandy Minella Mandy Minella
-
Maria Sakkari Maria Sakkari
-
Lara Arruabarrena Lara Arruabarrena
-
Timea Babos Timea Babos
-
Petra Kvitova Petra Kvitova
-
Veronica Cepede Royg Veronica Cepede Royg
-
Ana Konjuh Ana Konjuh
-
Carla Suárez Navarro Carla Suárez Navarro
-
Camila Giorgi Camila Giorgi
-
Grace Min MIN
-
Katerina Siniakova Katerina Siniakova
-
Victoria Azarenka Victoria Azarenka
-
Caroline Dolehide DOL
-
Viktorija Golubic GOL
-
Sofia Kenin Sofia Kenin
-
Naomi Osaka Naomi Osaka
-
Rebecca Peterson PET
-
Su-Wei Hsieh Su-Wei Hsieh
-
Madison Keys Madison Keys
-
Sachia Vickery Sachia Vickery
-
Anastasija Sevastova Anastasija Sevastova
-
Mariana Duque Marino DUQ
-
Daria Kasatkina Daria Kasatkina
-
Kaia Kanepi Kaia Kanepi
-
Mihaela Buzarnescu Mihaela Buzarnescu
-
Vania King Vania King
-
Dalila Jakupovic JAK
-
Georgina García Pérez GAR
-
Andrea Petkovic Andrea Petkovic
-
Kristina Mladenovic Kristina Mladenovic
-
Danielle Collins Danielle Collins
-
Caroline Wozniacki Caroline Wozniacki
-
Lesia Tsurenko Lesia Tsurenko
-
Stefanie Voegele Stefanie Voegele
-
Tatjana María Tatjana María
-
Kirsten Flipkens Kirsten Flipkens
-
Laura Siegemund Laura Siegemund
-
Coco Vandeweghe Coco Vandeweghe
-
Belinda Bencic Belinda Bencic
-
Deborah Chiesa CHI
-
Magdalena Rybarikova Magdalena Rybarikova
-
Luksika Kumkhum Luksika Kumkhum
-
Varvara Lepchenko Varvara Lepchenko
-
Elise Mertens Elise Mertens
-
Barbora Krejcikova KRE
-
Karolina Pliskova Karolina Pliskova
-
Heather Watson Heather Watson
-
Oceane Dodin Oceane Dodin
-
Kateryna Bondarenko Kateryna Bondarenko
-
Donna Vekic Donna Vekic
-
Bernarda Pera Bernarda Pera
-
Elena Vesnina Elena Vesnina
-
Lucie Safarova Lucie Safarova
-
Jessika Ponchet Jessika Ponchet
-
Maria Sharapova Maria Sharapova
-
Richel Hogenkamp HOG
-
Temas del día Más temas
Estás leyendo

Simeone y los líos de pareja

MR. PENTLAND

Míster Pentland fue justo lo que la mayoría llevamos dentro: un entrenador. El precursor y más innovador. Este rincón tratará de su gremio. De los inicios, las trayectorias y las anécdotas de sus sucesores. Modestos y profesionales. Españoles y foráneos. De club o seleccionadores. Bienvenido. Pase y tome asiento.

Autor: Alfredo Matilla

Simeone y los líos de pareja

Percibo cierto revuelo en torno a Simeone por primera vez desde que llegó al Atlético. Los anteriores síntomas me los tomé como anecdóticas intermitencias. Los resultados tapan todo. Su confuso amago de abandono tras la última final de Champions ha dejado huella y ha puesto en alerta a buena parte del personal. A los aficionados colchoneros, los entiendo. Su adiós da bastante vértigo. A la gran mayoría del resto de seguidores, sinceramente no los comprendo. Hay demasiada gente, al menos a mi alrededor, deseando ver caer y huir al argentino. Unos empates en Liga y una derrota en Alemania sin consecuencias han encendido los debates.

A unos directamente Simeone no les cae bien, a otros le cansa su discurso a discurso y el resto censura su fútbol. A ellos, parece que el Atlético les gustaba más cuando se hacía divertido, si descendía o si protagonizaba las páginas de sucesos por algún puñetazo a destiempo o por sus fichajes en teletienda. Tics del pasado que le queda a esta gente, sin comprender que este Atleti ya no es ése ni seguramente lo volverá a ser. Para ellos, donde muchos vemos a Simeone como un revolucionario con sed, para otros es un incordio. Y donde el Atleti es una bendición, se presenta como una incómoda amenaza. Ésa es la realidad que de verdad inquieta. Algo que no extraña ni sorprende. Ya sucede algo similar en la política, donde en vez de aplaudir que aparezcan partidos nuevos con otras cosas que decir y mejorando con su ímpetu a la competencia, hay quien prefiere arrinconarlos para vivir en paz. Su paz. Cada día entiendo menos. No es culpar por culpar.

Por eso, ya analizo cualquier detalle y dudo si en efecto existe, como creo, un ambiente enrarecido creado desde dentro del Atleti o es que algunos se empeñan en que lo esté y no pararán hasta hacerlo realidad. Me inclino más por lo segundo.

La gente del Atleti es ambiciosa, pero no tonta. Los atléticos, ávidos de más grandeza y sufridores como pocos, adoran en su inmensa mayoría al Cholo. Un estadio entero no corea un nombre cualquiera. Los jugadores, poco pueden hacer más que ser de nuevos primeros de su grupo en Europa, de haber ganado una Liga anteayer en el Camp Nou o una Copa en el mismísimo Bernabéu y de haberse presentado a dos finales de Champions en tres años cayendo de aquella manera. Y la directiva, que siempre solía afear lo logrado en el césped, no hace más que mejorar su economía en nuestros días para reforzar el equipo a la vez que mantiene a las estrellas. No como hacía antes, gastando sin techo y vendiendo para poder comprar alguna otra pieza de nuevo ilusionante, Así, sólo nos queda mirar a Simeone. Y, particularmente, con sus cosas, creo que su mérito sigue siendo infinito. Conclusión a la que uno llega: esta crisis, originada en recientes frustraciones y alimentada por los últimos resultados adversos, igual es una más entre tantas que existen en pareja. Nada que no se pueda solucionar en Navidad, que no cicatrice el 14 de febrero y que traiga alegrías cuando toca, en la maravillosa primavera.

Simeone

No lo digo yo. Lo confirman los psicólogos. Porque este es un tema, el cholismo y el anticholismo, que me tiene en vela. Por si no lo sabían, los expertos aseguran que las relaciones de pareja (afición-Simeone también es una de ellas) viven varios baches a lo largo del tiempo. En general, La Clínica del Amor (sí, existe) resume que hay varias etapas que debemos vigilar para no descarrilar: la crisis de los dos años, la llegada de los pañales, los siete años de relación, la crisis del solsticio y el síndrome del nido vacío. Otros estudios ojeados, incluso en el Daily Mail, aseguran que “la paciencia ha menguado”. Los roces que en los años 50 aparecían a los diez años de relación se nos presentan ahora en un lustro, en la llamada “luna de miel”. Ese periodo de tiempo que, llevado al Atleti, es aquel en el que ha logrado pisar las barbas de los grandes mientras ha colado a Griezmann en las galas televisadas. Pero hay más. Dos frases encontradas en los mejores y más especializados blogs sobre asuntos de pareja resumen una teoría común aplicable a este caso futbolero. Una: “Las personas dejan de estar en ese estado de enamoramiento clásico de los primeros tiempos para enfrentarse con los problemas reales” (véase, La Liga se escapa). Y dos: “Una de las explicaciones de este riesgo de divorcio es que los miembros de la pareja atraviesan transiciones cruciales de vida (Lisboa, Milán…) y experiencias desafiantes (el Inter llama a la puerta)”. Para otros teóricos, la crisis se produce “porque todo empieza a repensarse (¿podemos mejorar?, ¿ganaremos la Primera?) y aparece la rutina (partido a partido)”.

Con tantas chorradas como escucho sobre este Atleti y Simeone, no me parece descabellado recurrir al amor y tratarlo como ciencia para entender lo que sucede en el fútbol. Sea broma o no, Simeone se hizo cargo del Atleti el 23 de diciembre de 2011, así que en nada cumplirá cinco años al lado de la gente del Calderón. A mi juicio, este bache se ha producido simplemente como consecuencia de una época de confusión creada por el propio juego y su azar. El equipo está viviendo un tránsito entre el estilo de antaño, basado en la solidez, la pierna fuerte, la contra mortal y la dulce estrategia, con el progreso hacia un fútbol más vistoso que se adapte mejor a la categoría de los nuevos fichajes. No veo nada más. Todo requiere un tiempo.

Ahora no sé qué deparará el futuro, sólo intento aclarar(me) el presente. Pero aun así, si se consultan a los psicólogos es para decirles también a qué atenerse. Y esto es lo que dicen todos. Aquellos que empiezan en esta materia, los que llevan media vida en el tajo o los que postean en rincones que es para volverse locos: “La inmadurez, la terquedad y la idealización de lo que esperamos de la relación puede llevar a la infelicidad y a sentirnos insatisfechos. Pero quienes superan esta crisis de los cinco años refuerzan su relación llegando incluso a estar juntos el resto de sus vidas”. El Inter y otras novias que pretenden a Simeone igual se cansan de esperar.


2 Comentarios

Mostrar
avatar

Gabriel

Estoy absolutamente de acuerdo con el desgranado análisis que acabo de leer. De nuevo, por encima de todo, si el Atleti está "en la pomada" siempre parece que está "pisando callos": les duele.

12/09/2016 01:19:04 PM

avatar

Ernesto

Es evidente que muchos de los comentarios negativos que se hacen oír no surgen de aficionados atléticos. Ya no somos comparsa, molestando a los dos grandes de España y eso genera que se nos critique cualquier cosa. Lo irritante no es la crítica sino que se intente vender que la crítica es interna. Pararan cuando Simeone se vaya o quizá desaparezcan si consiguen que se pite al Cholo jugando en casa; molestamos y eso se percibe hasta en el resto de grandes de Europa. Rummenigue criticando el estilo por ejemplo.

Yo estoy tranquilo, supe desde que llegó como entrenador que sería como su época de jugador. Se irá cuando quiera, porque el aleti no le echa nunca. Y volverá otra vez, como Luis a sacarnos del pozo o como el papá del jugador que triunfe en el aleti

12/11/2016 11:08:57 AM