Liga Endesa ACB
NBA
FINALIZADO
Boston Celtics BOS

79

Cleveland Cavaliers CLE

87

Roland Garros
Yuki Bhambri Yuki Bhambri
-
Yen-Hsun Lu Yen-Hsun Lu
-
Rafael Nadal Rafael Nadal
-
Alexandr Dolgopolov Alexandr Dolgopolov
-
Karen Khachanov Karen Khachanov
-
Andreas Haider-Maurer Andreas Haider-Maurer
-
Benoit Paire Benoit Paire
-
Roberto Carballes Baena Roberto Carballes Baena
-
Guillermo García-López Guillermo García-López
-
Stan Wawrinka Stan Wawrinka
-
Marco Cecchinato Marco Cecchinato
-
Marius Copil Marius Copil
-
Ernests Gulbis GUL
-
Gilles Muller Gilles Muller
-
Nick Kyrgios Nick Kyrgios
-
Bernard Tomic TOM
-
Stefanos Tsitsipas Stefanos Tsitsipas
-
Carlos Taberner TAB
-
Rogerio Dutra Da Silva DUT
-
Novak Djokovic Novak Djokovic
-
Roberto Bautista Agut Roberto Bautista Agut
-
Denis Istomin Denis Istomin
-
Peter Gojowczyk Peter Gojowczyk
-
Cameron Norrie Cameron Norrie
-
Jaume Munar MUN
-
David Ferrer David Ferrer
-
Jiri Vesely Jiri Vesely
-
Dusan Lajovic Dusan Lajovic
-
Marcos Baghdatis Marcos Baghdatis
-
Santiago Giraldo GIR
-
Dominic Thiem Dominic Thiem
-
Ilya Ivashka IVA
-
Frances Tiafoe Frances Tiafoe
-
Sam Querrey Sam Querrey
-
Nikoloz Basilashvili Nikoloz Basilashvili
-
Gilles Simon Gilles Simon
-
Malek Jaziri Malek Jaziri
-
Mikhail Youzhny Mikhail Youzhny
-
Albert Ramos-Vinolas Albert Ramos-Vinolas
-
Mikhail Kukushkin Mikhail Kukushkin
-
Jordan Thompson Jordan Thompson
-
Casper Ruud RUU
-
Mirza Basic Mirza Basic
-
Adam Pavlasek PAV
-
Borna Coric Borna Coric
-
Philipp Kohlschreiber Philipp Kohlschreiber
-
Matthew Ebden Matthew Ebden
-
Thomas Fabbiano Thomas Fabbiano
-
Diego Schwartzman Diego Schwartzman
-
Calvin Hemery Calvin Hemery
-
Andreas Seppi Andreas Seppi
-
Richard Gasquet Richard Gasquet
-
John Isner John Isner
-
Noah Rubin Noah Rubin
-
Joao Sousa Joao Sousa
-
Guido Pella Guido Pella
-
Horacio Zeballos Horacio Zeballos
-
Yuichi Sugita Yuichi Sugita
-
Roland Garros Femenino
FINALIZADO
Chloe Paquet Chloe Paquet
(3)
Pauline Parmentier Pauline Parmentier
(3)
FINALIZADO
Alexandra Dulgheru DUL
(2)
Christina McHale Christina McHale
(2)
Timea Bacsinszky Timea Bacsinszky
-
Georgina García Pérez GAR
-
Mandy Minella Mandy Minella
-
Maria Sakkari Maria Sakkari
-
Lara Arruabarrena Lara Arruabarrena
-
Timea Babos Timea Babos
-
Petra Kvitova Petra Kvitova
-
Veronica Cepede Royg Veronica Cepede Royg
-
Ana Konjuh Ana Konjuh
-
Carla Suárez Navarro Carla Suárez Navarro
-
Camila Giorgi Camila Giorgi
-
Grace Min MIN
-
Katerina Siniakova Katerina Siniakova
-
Victoria Azarenka Victoria Azarenka
-
Caroline Dolehide DOL
-
Viktorija Golubic GOL
-
Sofia Kenin Sofia Kenin
-
Naomi Osaka Naomi Osaka
-
Rebecca Peterson PET
-
Su-Wei Hsieh Su-Wei Hsieh
-
Madison Keys Madison Keys
-
Sachia Vickery Sachia Vickery
-
Anastasija Sevastova Anastasija Sevastova
-
Mariana Duque Marino DUQ
-
Daria Kasatkina Daria Kasatkina
-
Kaia Kanepi Kaia Kanepi
-
Mihaela Buzarnescu Mihaela Buzarnescu
-
Vania King Vania King
-
Dalila Jakupovic JAK
-
Georgina García Pérez GAR
-
Andrea Petkovic Andrea Petkovic
-
Kristina Mladenovic Kristina Mladenovic
-
Danielle Collins Danielle Collins
-
Caroline Wozniacki Caroline Wozniacki
-
Lesia Tsurenko Lesia Tsurenko
-
Stefanie Voegele Stefanie Voegele
-
Tatjana María Tatjana María
-
Kirsten Flipkens Kirsten Flipkens
-
Laura Siegemund Laura Siegemund
-
Coco Vandeweghe Coco Vandeweghe
-
Belinda Bencic Belinda Bencic
-
Deborah Chiesa CHI
-
Magdalena Rybarikova Magdalena Rybarikova
-
Luksika Kumkhum Luksika Kumkhum
-
Varvara Lepchenko Varvara Lepchenko
-
Elise Mertens Elise Mertens
-
Barbora Krejcikova KRE
-
Karolina Pliskova Karolina Pliskova
-
Heather Watson Heather Watson
-
Oceane Dodin Oceane Dodin
-
Kateryna Bondarenko Kateryna Bondarenko
-
Donna Vekic Donna Vekic
-
Bernarda Pera Bernarda Pera
-
Elena Vesnina Elena Vesnina
-
Lucie Safarova Lucie Safarova
-
Jessika Ponchet Jessika Ponchet
-
Maria Sharapova Maria Sharapova
-
Richel Hogenkamp HOG
-
Temas del día Más temas
Estás leyendo

Luis Enrique también estuvo en el Bernabéu

MR. PENTLAND

Míster Pentland fue justo lo que la mayoría llevamos dentro: un entrenador. El precursor y más innovador. Este rincón tratará de su gremio. De los inicios, las trayectorias y las anécdotas de sus sucesores. Modestos y profesionales. Españoles y foráneos. De club o seleccionadores. Bienvenido. Pase y tome asiento.

Autor: Alfredo Matilla

Luis Enrique también estuvo en el Bernabéu

En lo futbolístico (Florentino va aparte), se ha hablado mucho de Benítez. Bastante más que del Clásico perpetrado, entre otros, por Danilo, Ramos, Bale y Benzema. Y curiosamente se ha hablado poco de Luis Enrique. Bastante menos que de la lección que dieron, entre otros, Piqué, Busquets, Sergi Roberto, Neymar y Suárez. Suele pasar. Parece más fácil centrar el foco en la derrota y repartir los elogios en la victoria. Pero en este último Madrid-Barça si alguien triunfó fue Luis Enrique, sin espacio en las numerosas portadas. Tras el 0-4 dijo en sala de prensa que la victoria le sabía “a gloria bendita”. Y no le falta razón. Pese al triplete en su estreno de la temporada pasada, necesitaba aún una de esas noches que trascienden a los títulos, que hinchan el pecho y que nutren las videotecas. Sabe que ha entrado en la historia a lo grande: ganando al eterno rival una vez más, pero no de una forma cualquiera, ante su parroquia. Pese a las críticas, ya puede presumir de ser el técnico con más victorias en Liga en el Barça en los primeros 50 partidos. Con esta goleada suma ya 40 triunfos. Guardiola, mito del barcelonismo, logró 36. Tantos como el profesor Helenio Herrera. Un dato alentador el de Luis Enrique para repetir un día el legado de Guardiola.

Pero más allá de los tres puntos, la renta de seis en el campeonato y los cuatro goles; más allá de todos esos números y récords, lo que le eleva son las formas llevadas a cabo. Esas en las que cree y que nadie le impone. La planificación, la táctica, el estilo y la fidelidad a una filosofía. Una vez visto el partido por tercera vez (bendito iPlus) sólo tengo elogios a cada una de las decisiones que tomó. Es de justicia darle el peso que merece. Como el que tenía, y también le di(mos), cuando las cosas no iban bien.



Lo primero que habría que destacar del Clásico es su atrevimiento. Tras la caída con el Tata Martino, el asturiano ha sabido renovar la plantilla y las ilusiones y se plantó en el Bernabéu, que es el examen de exámenes, con cinco canteranos en su once frente a un rival que presumió de españolización y que no puso a nadie de la casa en el equipo inicial. Y eso que no actuó Messi, un titular habitual. Jugaron Piqué, Alba, Busquets, Sergi Roberto e Iniesta. Y hasta participó después Munir, al que Luis Enrique incluso hubiera puesto de partida de no haber sanado del todo Rakitic. El Barça, que parecía muerto hace menos de un año, ha hecho una gran reconstrucción. No sólo se ha asegurado un sucesor de Messi con Neymar, también la aportación de la Masia.

También es admirable su mando. Si hubiera jugado Messi de primeras se habría hablado despectivamente de que el argentino manda y hace el once como y cuando quiere. Una verdad sólo a medias porque, está claro, un hombre que tiene cuatro Balones de Oro también se ha ganado el derecho a decidir. Pero una vez que se confirmó su suplencia se siguió diciendo que fue una decisión suya. Ni siquiera que fue algo consensuado. El caso es matar al entrenador, cuando a Benítez se le ha condenado por todo lo contrario: por poner a demasiados futbolistas juntos que andaban tocados. El caso es desestabilizar a una estrella que ha acatado lo que no todos harían por el bien individual y colectivo: ser suplente ante Atleti y Madrid pese a tener a 500 millones de admiradores mirando.

Y todo esto no es lo más importante en el papel desempeñado por Luis Enrique. Una vez confeccionado el once, lo que de verdad le encumbra es el partido. Manejar un equipo talentoso cuya mejor virtud no fue la que siempre le da fama: el manejo del balón. Siendo brillante su dominio (95% de pases buenos de Iniesta y Rakitic), lo que le dio el partido fue la defensa y la presión. La recuperación de unas tareas oscuras pero necesarias que llevó al equipo a lo más alto con Guardiola. Vean el 0-2 y lo entenderán: con el robo previo de Suárez a Modric tras perseguirle 20 metros comenzó todo. Hacer correr así a unos jugadores que hace sólo cinco meses consiguieron un triplete no es sencillo. El Barça juega de nuevo al ritmo que roba. Si defiende activo, recupera y ataca con nervio. Si defiende más atrás y blando, también recupera, sí; pero para sobar y ralentizar. Luis Enrique lo ha entendido. Tampoco debe ser sencillo preparar tan acertadamente un partido cuando tres cuartos de tu equipo está de selecciones y sólo llegan a tiempo para entrenar (o dosificar) un par de días mientras el rival tiene a casi todos en Valdebebas para machacar (si es que lo hizo) con el once elegido.

Luchobeni



De sus movimientos tácticos ante el Madrid se podrían escribir cien folios. Yo paro ya, no vaya a ser que alguno, a lo Marcelo, me diga que no he jugado nunca a esto. Resumiendo, no sólo podemos quedarnos con el invento de Sergi Roberto. Jugadorazo multifuncional que Luis Enrique ha patentado. Hay mucho más. El técnico ha mejorado al equipo añadiéndole el concepto mortal de la contra perfecta que tan bien aprendió este equipo del propio Madrid y que tanto daño le hacía. Y repitió cosas que han funcionado ante su gran rival antaño. Como presionar mucho la salida del balón, perseguir a los laterales con los extremos y dejar que sean los centrales rivales los que se responsabilicen de la creación. Así logró neutralizar a Marcelo, fijar a Modric y Kroos y forzar que Varane perdiese 15 balones y Sergio Ramos ocho.

Pero a mi juicio, la aportación más novedosa en este partido fue el papel de los laterales, Alves y Jordi Alba. Ambos nos han acostumbrado a ser prácticamente extremos. De hecho, Alves lo ha sido más de una vez en el Bernabéu cuando Cesc y Messi se repartían las labores de falso nueve. Y, sin embargo, esta vez ambos permanecieron muy poco tiempo en esa posición tan adelantada. O como mucho, si atacaba uno, el otro guardaba la posición. Nada de irse los dos como en el pasado. Sólo llegaron por sorpresa, en carrera, con la jugada muy clara para finalizarla sin que hubiera contra y, sobre todo, con mucha superioridad en el marcador. La consigna no era ser más defensivos, estuviera bueno con esta plantilla. La idea era ser más equilibrados para no dejar a la espalda espacios que tantas otras vez han sabido explotar Bale y Cristiano. Su mejor posicionamiento, como defensas primero y como atacantes luego, permitió una gran salida del balón al Barça (arriesgando como ya es costumbre y solución), al mismo tiempo que condenó las subidas de Danilo y Marcelo, tan bien perseguidos por Sergi Roberto y Neymar. Un plan exitoso que en Clásicos del futuro, con Messi en condiciones y puede que con un pilar en el banquillo, hará que Suárez sea el que corra detrás de Marcelo para no agotar a Messi con esas labores. Veremos.

Y pese a esos retoques en defensa, entre los que el técnico ha incluido además la defensa mixta en las jugadas a balón parado, Luis Enrique ha mejorado claramente el ataque, el fin prioritario para el que el Barça siempre pone todos los medios. Siendo decisivos los integrantes del tridente, los centrocampistas llegan más que nunca al área. Varias jugadas ante el Madrid lo demuestran, con Sergi Roberto, Rakitic e Iniesta dentro del área, y con Busquets siempre pendiente para activar las segundas jugadas.

Dirán algunos que no sólo ganó Luis Enrique y que también habrá hecho algo mal en este partido. Cierto. Sobre lo primero, una realidad: al final el principal mérito (no el único) es de unos jugadores ejemplares que no se han abandonado en tantos años a pesar de ganarlo absolutamente todo. Pero sobre lo segundo, sinceramente no lo veo. La única tarea por pulir y que no ha conseguido Lucho ni con 0-4 en este Clásico es lograr que Munir se suelte, explote y marque. Pero es que si logra eso pronto como alternativa fiable para grandes partidos, más que un técnico estaríamos hablando de un mago.

Ahora, sigamos hablando de Benítez.
 

 

Luchosergi


17 Comentarios

Mostrar
avatar

David

Brillante artículo. Si, señor.

11/23/2015 10:22:52 AM

avatar

aglagl

Artículo excelente

11/23/2015 10:40:34 AM

avatar

aglagl

¿Por qué este artículo está tan escondido? Lo mejor del periódico hoy.

11/23/2015 10:43:25 AM

avatar

javisito

Llevaba un buen rato sin leer un análisis tan bien escrito y tan bien documentado. Felicitaciones

11/23/2015 11:37:55 AM

avatar

Luis

La verdad que se esta siendo muy injusto con Luis Enrique.

Muchas gracias por rendir le un poco de justicia. Gran articulo !!

11/23/2015 12:51:17 PM

avatar

mediterraneo

Muy buen artículo. Yo soy uno de los detractores de Luis Enrique, pero es justo reconocer que dio un soberano baño táctico el sábado. Para mi ha sido su primer gran partido, no basado únicamente en dar la pelota a los 3 de arriba. Saludos.

11/23/2015 01:26:47 PM

avatar

Carlos

Sensacional análisis. Lo mejor que he leído sobre este clásico.

A Luis Enrique no se le concede el mérito que merece. Llevarse mal con casi toda la prensa le penaliza. Pero ha mejorado muchas cosas en el equipo ya comentadas en este post:

- Los laterales suben menos.

- Casi no se reciben goles de faltas o córners.

- Ha vuelto la presión alta y el equipo juega más compacto.

- El ataque no es tan previsible como con Guardiola (culpa de esto la tiene contar con Neymar y Luis Suárez).

11/23/2015 01:30:20 PM

avatar

Alberto

Esto si que es periodismo. Menos mal que todavia hay gente que hacen analisis y no solo muestran su fanatismo para vender. Gracias!

11/23/2015 01:35:03 PM

avatar

blas

Luis Enrique con Sergi Roberto es como Belichick pero en futbol europeo

11/23/2015 02:45:54 PM

avatar

Jose

LE tiene un equipo mejor que el Guardiola por una razon sola. Porque sabe lo importante que es tener un delantero como Luis Suarez. El primer y segundo ano de Pep fue fenomenal pero veo a este equipo capaz de tiki taka y contra ataque. Rakitic no recibe los meritos que debia porque lo que corre el para cubrir Leo es impresionante porque por lo menos Neymar si que baja a defender

11/23/2015 02:53:31 PM

avatar

Guarras

Llevaba un buen rato sin leer un análisis tan bien escrito y tan bien documentado. Felicitaciones

11/23/2015 02:59:09 PM

avatar

Jan Johnsson

No es fácil para Luis Enrique (de Asturias con una historia del Real Madrid) para convertirse en un profeta en Catalunien a la sombra de un Guardiola canonizado. Su crónica pone la iglesia en la aldea. Gracias, mil gracias!

11/23/2015 03:00:16 PM

avatar

Pacuco Reyes

Gracias por restituir la labor de un currante de los banquillos. Enhorabuena por su análisis

11/23/2015 05:00:20 PM

avatar

Fernando Alonso

Es una gozada leer artículos como éste. Periodismo deportivo de alto nivel.

11/23/2015 05:34:13 PM

avatar

Espino Albar

Gracias por el artículo. Ojalá más de un periodista de este medio aprendiera lo que significa hacer buen periodismo deportivo leyéndolo.

11/23/2015 09:52:18 PM

avatar

Fran

Enorme!! Muchos periodistas deberían releerlo y aprender !!

Gracias!

11/23/2015 10:56:26 PM

avatar

JLTE

Nunca le habia leido. Me llamo la atecion el titulo del escrito. Mis respetos por su analisis. Periodismo puro. De ahora en adelante lo seguire.

11/24/2015 04:00:28 AM