TRIAL I ENDURO

Laia Sanz regresa a sus orígenes

"Volver al trial era algo que me había pasado por la cabeza varias veces, pero no había tenido la oportunidad. Ahora con GasGas es perfecto", asegura la barcelonesa.

Laia Sanz regresa a sus orígenes
KH-7

Laia Sanz vuelve a casa. La piloto española ha anunciado este martes que, varios años después de participar por última vez en una prueba de Trial y Enduro, volverá a mediados de junio a formar parte de la parrilla de ambos campeonatos a lomos de una GasGas TXT GP 300.

"Volver al Trial era algo que me había pasado por la cabeza varias veces, pero no había tenido la oportunidad. Ahora con GasGas es perfecto, porque es una marca con una gran variedad de motos, incluidas las de trial, así que poder aprovecharlo me hace mucha ilusión. El plan es correr el mundial de trial y el de enduro. No será fácil porque compaginar las dos cosas es muy complicado, pero vamos a intentarlo. Estoy un poco desconectada de las dos modalidades, aunque será muy interesante ver qué tal se me da", señala una ilusionada Sanz.

Un retorno a las disciplinas que la encumbraron en el pasado al Olimpo del offroad, gracias a sus '12+1' títulos en Trial y cinco en Enduro, que la catalana se tomará con calma al principio: "Los últimos tres años han sido muy complicados para mí; primero con una mononucleosis, luego la Fiebre Q y el año pasado el Lyme. Ahora que empiezo a encontrarme mejor, estoy muy contenta de volver al Trial, que además es el deporte en el que empecé y que he echado mucho de menos. Seguramente, uno de los motivos para volver es recuperar sensaciones y disfrutar otra vez encima de la moto. Ese es el objetivo".

Sin embargo, y a pesar de mantener un perfil bajo para las primeras citas, Laia Sanz no descarta ampliar su vitrina de trofeos si, entrenamiento a entrenamiento, carrera a carrera, recupera sensaciones y se siente competitiva: "El Trial es un deporte que requiere estar muy encima de la moto. Al principio notaba mucho todo ese tiempo de desconexión, pero en cada entreno me voy encontrando mejor y con más soltura. Me falta un poco de físico, después de un año tan duro como el que he pasado, pero semana tras semana voy progresando. Los 20 títulos es una cifra que suena muy bien, pero no será fácil. Más que pensar en ganar, hay que entrenar para recuperar las sensaciones y sentirme competitiva. Luego ya veremos, pero está claro que lo intentaré".