MOTOGP

Marc Márquez no tiene prisa

Tiene que volver a Qatar para la segunda dosis de la vacuna y, en función de lo que le diga su cuerpo al probar moto 'gorda' estos días, correrá o esperará.

Marc Márquez no tiene prisa
REPSOL MEDIA SERVICE REPSOL MEDIA SERVICE

Marc Márquez estará en las carreras de Qatar en el circuito de Losail, como mínimo para vacunarse contra el coronavirus, por mucho que haya quien quiera buscar polémica absurda en el asunto de las vacunas qataríes. La primera dosis que le han puesto el pasado fin de semana en el circuito qatarí no sirve de nada sin una segunda que, como el resto de la parrilla de MotoGP que se vacunó antes que él, tendrán que pincharle entre las dos primeras citas de la temporada, programadas para el 28 de marzo y el 4 de abril.

Este detalle asegura su regreso a la ciudad de Doha, pero lo que está por ver aún es si lo hace para tomar parte en los GGPP o sólo como paciente. Cada vez son mejores las señales que emite la fractura del húmero derecho que arrastra desde el pasado 19 de julio del año pasado y hasta él mismo dijo este lunes a su vuelta de Qatar que no descarta estar en la primera carrera.

La semana pasada, el del Repsol Honda superó con éxito la tercera revisión médica de la tercera operación, la que se le practicó en Madrid a primeros de diciembre, para arreglar la pseudoartrosis con infección que estaba retrasando alarmantemente su recuperación. Tras ella, los médicos le autorizaron a "intensificar la recuperación de fuerza y movilidad con vistas a volver progresivamente a pilotar de forma competitiva". El pasado viernes ya rordó en el circuito de Alcarrás con una moto de 150cc de 4T y tiene previsto subirse estos días a una moto gorda, de mayor cilindrada, para a partir de ahí decidir si reparece en el primer GP de la nueva temporada.

Por lo que aseguran a AS desde el entorno del octacampeón, Marc está muy concienciado para hacer las cosas bien, para no tener prisa y para escuchar a su cuerpo y que éste sea el que le diga cuándo está preparado para subirse de nuevo a lomos de la Honda de MotoGP. Queda semana y media aún para que arranque el primer GP de la temporada y, si puede estar para correr, por supuesto que estará, pero si ha de esperarse hasta el segundo, se esperará.

Y si la reaparición la ha de posponer hasta la tercera cita, ya en Portimao, pues la pospondrá. Así de claras tiene las cosas Marc Márquez a día hoy, consciente además que le llevará un tiempo recuperar su nivel habitual, porque lleva más de ocho meses sin subirse a la RC213V, pero también convencido de que recuperará su nivel y su estilo agresivo de sirmpre. Su historia no se ha acabado con ese accidente de Jerez.