F1 | ABU DHABI

Alonso: "No se puede pilotar este coche más despacio"

El asturiano completó cinco vueltas más con el Renault R25 en Yas Marina y confía en que no sea la última vez que lo utilicen.

Fernando Alonso (Renault R25). Abu Dhabi, F1 2020.
Bryn Lennon

Fernando Alonso completó el último show en Yas Marina, las últimas cinco vueltas al volante del R25 que homenajean al asturiano, a Renault y a la propia Fórmula 1 con la vista puesta en Alpine, la escudería que asume el legado del fabricante francés en el campeonato. Corrió Alonso, rodó en 1:41, que son tiempos dignos de una vuelta rápida en carrera, y siguió forzando la mecánica de un coche clásico para acercarse a los registros de 2020. "No se puede pilotar este coche despacio", dijo Alonso al bajarse, en la recta de meta. En su caso, ni este ni ninguno.

"Fue increíble, un privilegio. Muy diferente de los coches modernos, no tienes que recargar la batería. Es pura competición y trae muchos recuerdos desde dentro el coche. No puedo pilotar este coche más despacio, es algo natural, espero que no sea la última vez que lo utilizamos. Doy gracias a Renault por estos años y doy la bienvenida a Alpine para el futuro", afirmó Alonso, quien no ocultó que la puesta a punto fue un tema a debate durante el fin de semana: "Tuve mucho subviraje el sábado así que cambiamos el alerón delantero, aunque también se cambió el neumático. Este coche no estaba diseñado para ser conducido con slick, no lo ajustamos bien".

Fernando Alonso, con los integrantes de su equipo en 2005 y 2006.

"El gran objetivo es el año que viene, Renault ha progresado mucho en 2020 y queremos mantener esa buena racha. Estoy deseando que llegue el GP de Australia”, dijo Alonso. En cuanto a Cyril Abiteboul, jefe de la escudería: “Estas vueltas son una mezcla del ayer, del hoy y del mañana. Reafirman la belleza de estos coches, esta es la calidad francesa porque 15 años después estamos aquí. Es bonito lo que fue la F1 en el pasado, pero también debe haber una buena receta para el futuro".

Alonso dio cinco vueltas durante tres días con el R25, el coche con el que ganó su primer título en 2005. Luego se fotografió en la recta de meta con todos aquellos presentes en el circuito que formaron parte de aquella etapa. Algunos, como el director deportivo de Red Bull, Jonathan Wheatley, visten ahora otros colores. Con 39 años, el asturiano volverá a subirse al RS20, de este año, en el test del próximo martes en Abu Dhabi. Será la prueba de fuego antes del regreso a la competición, ya en 2021, con Alpine Renault.