MOTO2 | GP CATALUÑA

Marini no se conforma con el segundo y gana de nuevo

El líder superó a dos vueltas del final al inglés, que iba con el gancho y perdió la rueda de su rival. El podio lo cerró Di Giannantonio, con Navarro cuarto.

Lección de poderío de Luca Marini en Moto2. El líder de la categoría se podía haber conformado perfectamente con la segunda plaza en el GP de Cataluña, porque el botín de cara a la general ya era muy bueno a pesar de que hubiera cruzado la meta por detrás de Lowes, pero que va, que va... Marini es mucho más que el hermano de Rossi y en Montmeló dio un puñetazo encima de la mesa con el que demostró que, hoy por hoy, no hay nadie má fuerte que él en la parrilla.

Parecía que la carrera iba a ser para Lowes, que hizo una fantástica carrera hasta que Marini le pusto en su sitio. El inglés partía tercero, pero no lo hizo bien y cayó hasta la sexta plaza. Como tenía ritmo, fue remontando y llegó hasta la rueda del líder, que rodaba solo en cabeza. Le superó a siete vueltas del final e intentó la escapada en solitario hacia la meta, pero Marini no se conformó, apretó los dientes y aguantó su estela en todo momento. A dos del final, el del Sky VR46 lanzó su ataque y superó a su rival en la frenada de final de recta. A partir de ahí era él quien hacía que Lowes llevara el gancho apretándole en el cuello, lo que propició que cometiera un fallo en esa penúltima vuelta. De ahí a meta ya fue un camino de rosas para un Marini que conseguía así su tercera victoria de la temporada.

En clave de campeonato, se trata, además, de un botín extraordinario para el italiano. Llegó a esta carrera con sólo cinco puntos de ventaja sobre Bastianini y se va con veinte sobre su compatriota, que nada más pudo ser sexto. A La Bestia le superaron esta vez, además de los dos primeros, Di Giannantonio, que cerró el podio, Navarro y Roberts. Estos dos últimos se pasaron y repasaron tantas veces entre ellos que perdieron la opción de llegar a la ultima vuelta con opción de pelearle a Di Giannantonio la tercera plaza del cajón, y al final Navarro recibió el banderazo con 1.2 de desventaja sobre su compañero de equipo.

Respecto al resto de españoles, Martín tuvo una desafortunada reaparición. Partía decimotercero de la parrilla y en la primera vuelta ganó cuatro posiciones, pero fue perdiendo posiciones paulatinamente y se tuvo que retirar con un problema mecánico en su moto, un fallo del cambio. En cuanto a los debutantes Canet y Ramírez, buena aparición entre los diez primeros con el octavo y el noveno puesto, respectivamente, y más atrás terminaron Garzó 13º, Pons 14º y se cayeron Vierge y Fernández.