MOTOGP I GP DE AUSTRIA

Zarco: "Tuvimos suerte de que las motos no tocaran a nadie"

"Yo estaba llegando desde la izquierda y me fui un poco a la derecha, lo que sorprendió a Franco, me tocó y perdimos el control", asegura Johann.

Johann Zarco reconoció que él también pasó miedo cuando vio por la tele las imágenes de su caída con Morbidelli y comprobó que sus motos salieron como proyectiles contra Maverick y Rossi, a los que no impactaron de puro milagro. Lo mejor que hizo el galo fue interesarse por el italiano nada más caere y luego decirle a Rossi que no lo había hecho a posta, algo de lo que le acusó Valentino en la tele y a su cara en Dirección de Carrera. Y Morbidelli fue aún más lejos al llamarle “medio asesino”.

Esta es la versión del francés de lo sucedido en la frenada de la curva 3 de la vuelta 9: “Físicamente estoy bien. El cuerpo está bien y solo tengo algunos golpes en el brazo y las piernas. Realmente fue un mal momento. En la caída, cuando adelanté a Morbidelli y estaba frenando y seguro que podría ser porque yo estaba llegando desde la izquierda y me fui un poco a la derecha, lo que sorprendió a Franco, me tocó y perdimos el control, porque a esa velocidad no pudimos controlar las motos en ese momento. Cuando nos tocamos fue el final. Me ha dicho que le cogió por sorpresa. No puedo entender con la velocidad eso y entonces… Pasé mucho miedo con la caída y, cuando lo he visto otra vez, realmente tuvimos suerte de que las motos no tocaran a nadie”.

Hay que creer a Zarco cuando le dijo a Rossi que no hizo esta maniobra de manera intencionada, lo que no quita que dejara sin espacio de reacción a Morbidelli y en las motos es sagrado dejar espacio al piloto adelantado. En el caso de Johann, no es la primera vez que se ve implicado en acciones polémicas. Se dio a conocer para muchos cuando le tiró desesperado o enloquecido la mano al freno a Terol cruzando la meta Misano 2011. En 2018, tiró a Pedrosa en Termas de Río Honda y embistió a Márquez en el final de recta de Phillip Island. Y hace dos domingos se vio envuelto en otra maniobra que acabó en el suelo con Pol Espargaró, reconociendo más tarde él mismo que la sanción era justa y pidiendo disculpas unos días después al de KTM.