MOTOGP | GP DE ANDALUCÍA

Márquez: "Me quedaba sin fuerza y podía ser peligroso"

"Esta tarde, ya sea por el calor o la fatiga de la mañana, he parado en boxes y al volver he visto inmediatamente que algo pasaba", dice.

Márquez: "Me quedaba sin fuerza y podía ser peligroso"
ÁLVARO RIVERO DIARIO AS

Marc Márquez sí ha comparecido hoy ante los medios, tras hacerse oficial su abandono en el GP de Andalucía. Primero ha hablado con las teles y luego lo hará con la prensa escrita a través de una rueda de prensa telemática. Se le veía muy tranquilo y muy seguro de sí mismo con todas las decisiones tomadas este fin de semana.

-¿Cómo se encuentra y qué puede decir?

-Está claro que ha sido una semana difícil. Ha pasado de todo. La primera reacción fue el domingo pasado con la fractura. Ni me planteaba estar aquí este fin de semana. Pero una vez te operan, si tienes pasión por algo, ganas de algo y sobre todo tienes esa entrega, siempre siendo conscientes, realistas y escuchando a tu cuerpo, lo tienes que intentar. De esta manera te queda la conciencia tranquila. Me desperté de la operación y cuando me quitaron el yeso lo primero que hice fue mover el codo, como me recomendó el doctor. Vi que tenía fuerza, que tenía movilidad, que podía hacer flexiones y que no me cansaba más de la cuenta. Está claro que el dolor siempre está, hay una fractura. Conjuntamente con Honda lo hablamos, lo meditamos y volví a casa. Me probé encima de una moto con un mono puesto y vi que podía ser posible o si no, no me quedaba tranquilo. Con Honda pactamos probarnos el sábado. Se lo pedí yo en todo momento, ellos nunca me han forzado. Cuando me he probado esta mañana lo veía factible. Me he encontrado bien, he hecho un buen tiempo. Me costaba más hacer un 'time attack' que mantener un ritmo. A partir de ahí todo iba bien, pero esta tarde, ya sea por el calor o por la fatiga de la mañana, he hecho una tanda larga en la que me he encontrado bien. He parado en boxes y cuando he salido he visto inmediatamente que algo pasaba. Ya sea por la inflamación o algo, me quedaba sin fuerza. Ahí es cuando uno tiene que ser realista y como le prometí a Honda al hablar de esto, hay que escuchar al cuerpo y mis sensaciones. Ahí he visto que podía ser peligroso, y cuando hay peligro por el medio es mejor apartarse. En la Q1 he salido y les he dicho que si notaba la misma sensación de quedarme sin fuerza en el brazo iba a parar y no lo iba a intentar, y es lo que he hecho. Honda en todo momento ha respetado mi decisión. Quiero agradecer todo el esfuerzo de los doctores, de los fisios, de los mecánicos y del equipo, que han hecho posible estar aquí. Han hecho posible mi ambición y mi sueño, que era probarme. Eran las ganas que tenía. Lo he podido hacer, pero no ha podido ser. Una carrera que nos perdemos, hacía mucho que no me perdía una, pero queda campeonato y quedan muchas carreras. Esta tarde empiezo a trabajar con la rehabilitación para llegar lo mejor posible a Brno.

-¿Se arrepiente de algo del domingo pasado?

-No. Me arrepiento del primer error, la salvada. Es un error que lo salvas, con una gran salvada, pero no me arrepiento de nada. El error llega cuando realmente ya estaba conservando. Una vez llegas al grupo, ves que quedan tres vueltas y ya tenía a Viñales. Ahí es cuando cambio de mapa y pongo menos potencia. Me decía que ya estaba, que estaba en el sitio, pero es lo que tiene el motociclismo, el ir al límite en la competición, que los errores llegan cuando uno menos se lo espera. Lástima de la lesión. Eso es de lo que más me arrepiento y lo que más me duele. Errores he cometido en mi carrera deportiva y se volverán a cometer. Esto forma parte del deporte y hay que aprender de ello. Honestamente, disfruté mucho de la carrera. Me divertí y se me pasó súper rápido la carrera, remontando. Cuando estaba en el hospital y vino el equipo a visitarme es lo que le dije, que si habían disfrutado de la carrera o no.

-¿Es posible remontar después de dos ceros?

-Matemáticamente, siempre que haya posibilidades, es posible. Si estoy aquí es porque lo veo posible. Trabajaré desde esta tarde para llegar en las mejores condiciones en Brno porque lo veo posible. Quedan muchas carreras por delante. Y si no se puede ganar, no se puede, pero por voluntad y esfuerzo no será.

-¿Cuál ha sido el principal motivo para intentar correr?

-El principal motivo ha sido mi pasión por el motociclismo y las ganas que tengo de hacerlo lo mejor posible. Siempre he tenido una mentalidad y he seguido mi instinto. Mi cuerpo decía que podía estar aquí en Jerez, sabía que sería difícil, pero en todo momento he sido realista con el estado en el que me encontraba. Si no hubiese venido aquí no habría estado tranquilo toda la temporada. Podía hacer 20 flexiones, mover el brazo sin dolor… Honda siempre me aconsejó, pero ni me forzó ni me prohibió. Pero hicimos un pacto de honestidad, que es lo que he seguido hoy. Esta mañana me he encontrado muy bien, por la tarde al principio también, pero ya en el final del FP4 he notado que algo fallaba. Quizás porque la inflamación presionaba algún nervio, sentía que el brazo me fallaba en un sitio que no esperaba y no había autocontrol. Entonces he hecho un pacto con el equipo que si me pasaba lo mismo en la Q1 me retiraba. Cuando pierdes fuerzas de manera inesperada tienes que saber decir que no.

-¿Es consciente y le satisface la ilusión y la expectación que ha levantado su intentona?

-He recibido muchos mensajes de apoyo a través de redes sociales. Me han dado mucho ánimo y agradecer también el trabajo de los doctores, el fisio, el equipo… pero quien me conoce sabe cómo soy. Y sabe que lo último que haré es rendirme. Me rendiré cuando no se pueda, como hoy, que sobrepasaba la raya del límite. Y lo he intentado porque así dormiré tranquilo esta noche. Cuando tienes pasión por algo, puedes subir el listón del sufrimiento, pero cuando pasaba de la raya, es mejor frenarse a tiempo.

-¿Cuál es el límite para usted?

-La mente hace mucho. Cuando he dicho que no podía, el dolor se ha multiplicado por dos. Pero esa mente tiene que saber dónde está el límite. Cuando ves que mentalmente tú puedes pero el físico no, tienes que saber frenar a tiempo. Si hubiera visto que no existían posibilidades, me habría quedado en casa.

-¿Qué opina del debate que se ha instalado en el paddock sobre la legitimidad del título si no está el campeón en la pista?

-Cualquiera que sea el ganador de un título será porque ha hecho algo mejor que los demás. Como piloto prefiero ganar un título con todos los rivales en pista, sin que haya lesiones, pero eso no quiere decir que el valor del título sea menor. Sea como sea, y se consiga como se consiga, por regularidad, por lesiones, el valor de un título es el mismo. El que gane el Mundial este año se lo habrá merecido, porque todos empezamos con cero puntos el campeonato y cuando acabe la temporada, el que más tenga será el campeón.