MOTOGP | GP DE ESPAÑA

Márquez: "Lo que tiene que hacer Álex es coger rueda"

El campeón se alegra de haber podido de tirar de su hermano en su vuelta buena y le dice que "tiene que aprender lo máximo y como más se aprende es a rueda".

Márquez: "Lo que tiene que hacer Álex es coger rueda"
MARCELO DEL POZO REUTERS

Amplia comparecencia de Marc Márquez ante los periodistas a la conclusión de la primera jornada del GP de España. El campeón acabó con el mejor crono del día a pesar de sufrir una caída por la tarde con su Honda.

-¿Qué ha pasado en la caída?

-Tengo que empezar a acostumbrarme, como el año pasado, a que patine de delante, meter el codo, levantar la moto y seguir. Se me ha cerrado como tantas que he salvado, pero no sé por qué… Quizá he sido demasiado agresivo y me ha saltado la rueda delantera y ahí no he podido hacer nada. He visto que la moto estaba bien y, como estábamos probando una cosa importante, he insistido en arrancar la moto para seguir y he podido volver a rodar en 38.

-¿Qué es eso importante que probaba?

-Lo digo porque se ve. Era un chasis nuevo que se ve desde fuera. Cambia un poco la sensación de la moto, quizá también producto de la caída. Son cosas muy nuevas y no es lo mismo probar en un test que en un GP, pèro lo estamos probando.

-¿Le ha gustado ese chasis?

-Si lo llevo montado mañana será que me ha gustado.

-Se ha caído sobre el hombro operado este invierno. ¿Qué tal?

-Tengo algo de molestias, pero como tuve el año pasado con el izquierdo. Siempre dura unos seis, siete u ocho meses la molestia, pero no me impide nada encima de la moto.

-¿Va con el carenado de 2019?

-Sí. Una de las cosas que ha cambiado el reglamento es congelar la aerodinámica para este año y el siguiente, con sólo un comodín para los dos años, y por eso no podíamos arriesgar a montar la aerodinámica nueva, porque sólo tenemos un cambio más.

-Por la mañana ha ejercido de campeón y de hermano mayor.

-(Me interrumpe con una sonrisa). Antes que nada, felicidades.

-¿Por qué lo dice Marc? Si hoy no es mi cumpleaños.

-(Risas). No me hagas recordarlo… Al menos fuisteis civilizados en Cibeles, porque la gente se comportó.

-Ah, habla de la Liga del Madrid. Muchas gracias. ¡Hala Madrid!

-De nada. (Más risas).

-Le decía que esta mañana ha ejercido de campeón al liderar ya la primera sesión de la temporada y también de hermano mayor, al darle rueda gentilmente a Álex como se le vio dársela a Lorenzo en todo el año pasado.

-Cómo que no. Revísate los entrenos.

-Con esa gentileza no se la dio. ¿Cómo ha sido?

-Bueno, lógicamente, yo hago mi entreno y tengo mi plan de trabajo, pero Álex en la última salida hemos coincidido, o no, porque yo no le he visto, y hemos sacado los dos neumático. Quizá su equipo estaba esperando la oportunidad para seguirme. Es lo que tiene que hacer ahora, pero no sólo a mí sino a los otros. Tiene que aprender lo máximo y como más se aprende es a rueda. Cuando yo empezaba en MotoGP, intenté aprender lo máximo de Pedrosa, siguiéndolo en entrenos o en carrera, porque llevaba la misma moto y era el más rápido cuando yo llegué a Honda. Es lo que tiene que hacer ahora y le ha servido para hacer una buena vuelta. Después del confinamiento y esto, le costará adaptarse y le queda bastante para llegar al nivel de delante.

-¿El carenado con el que han trabajado este invierno es el comodín guardado o habrá otro?

-Lo del chasis lo he contado porque la televisión italiana lo ha visto y lo ha contado bien. Se ve desde fuera. Cuando me he caído lo estaba usando. Ya dije que probaría cosas aquí que ya probamos en la pretemporada, donde nos confundió la aerodinámica nueva. Por eso homologamos la de 2019, que conocíamos mejor, y no están trabajando con la aerodinámica de la pretemporada sino con algo diferente, porque esa ya vimos que no iba bien. Por la mañana me he centrado en buscar un ritmo y por la tarde ya nos hemos puesto a marear un poco más, que digo yo. Mañana tocará centrarse en el GP y buscar el cien por cien.

-¿Cuáles son las sensaciones con la moto y qué es en lo que hay que trabajar más?

-Las sensaciones son buenas, muy similares a las de 2019. Sigue habiendo el principal carácter de la moto, que la hace una moto crítica, fácil de caer. Empuja bastante la rueda trasera a la delantera y ha habido un cambio de carcasa en los Michelin y hay que saber adaptarse a ello, porque cambia la puesta a punto un poquito. Pero a nivel general estoy contento, porque incluso probando cosas estoy al nivel de ritmo de Quartararo y Viñales que quizá son los dos que marcan un poquito de diferencia, aunque hay pilotos como Bagnaia o Miller o incluso Dovizioso.

-¿Cómo es rodar en Jerez sin público?

-Se respira un ambiente triste. No es un gran premio de Jerez. No es lo mismo pasar por Nieto y Peluqui con las gradas vacías. Siempre que vengo a Jerez soy de los primeros que sale del box, porque me gusta ver las banderas y Nieto y Peluqui lleno. Ahí es cuando sientes más a la gente. Da pena ver las gradas vacías, pero desde aquí me gustaría concienciar a la gente. He visto imágenes de ayer en la ciudad de Jerez que no deberían producirse ya que tenemos que ser todos responsables. Todos tenemos muchas ganas de correr y de ver motos, pero tenemos que ser conscientes todos porque si no nos cierran rápido esto. Hay que concienciarse de que esto es grave. Somos los primeros que querríamos correr con público, pero hay que ser resposable.