RALLY DE MÉXICO

Sebastien Ogier se acerca a su primer triunfo con Toyota

El hexacampeón francés ha abierto una importante brecha sobre sus perseguidores y acaricia la victoria con su nuevo equipo.

Sebastien Ogier se acerca a su primer triunfo con Toyota
Toyota

Estaba claro que Sebastien Ogier no tardaría mucho en lograr su primer triunfo con Toyota. Lo rozó en el Rally de Montecarlo, le costó más en el recortado Rally de Suecia, y ahora ya está enfilado para, a la tercera, subirse a lo más alto del podio con su Yaris en el Rally de México. El hexacampeón francés ha abierto un importante hueco con sus perseguidores, y sólo una desgracia podría apartarle del champán final.

Con el orden de salida invertido, en la segunda jornada era Ogier el que contaba con la mejor posición de salida, la más retrasada. El galo, gracias a su liderato, ha conseguido colocar seis coches por delante para que le limpien la abundante gravilla que hay en la superficie de los tramos mexicanos. Seis, ya que Thierry Neuville conseguía reengancharse tras su abandono por problemas eléctricos, algo que no pudo hacer Dani Sordo, al que fue imposible reparar su avería de motor. El español está desolado ante la mala suerte que le ha perseguido en su retorno al Mundial, como también lo está Esapekka Lappi, otro que no pudo reengancharse tras ser testigo impotente de cómo las llamas han calcinado su coche.

Y con ese panorama favorable Ogier pisó a fondo el acelerador y fue limando segundo a segundo frente a sus rivales. Teemu Suninen sigue aprovechando la renta conseguida el primer día por ser uno de los que partía detrás, pero dos de los contendientes al título, Ott Tanak y el líder Elfyn Evans, le acechan. El estonio superó al galés y parece también decidido a repetir el podio que ya logró en Suecia.

Neuville penalizó para no abrir pista y también para ayudar a su compañero Tanak en la limpieza de carretera, pero poco puede hacer para defender ese coliderato que ahora mantiene junto a Evans. Tan sólo podrá sumar algunos puntos en el Power Stage y salvar también tantos para Hyundai en el campeonato de marcas. Y, cuando acabe la prueba, nuevo ‘rally’ para regresar a Europa, ya que muchos equipos tenían sus billetes vía Estados Unidos. El Mundial saldrá de su limbo y entrará de lleno en la crisis del coronavirus.