WEC

Fernando Alonso, un campeón único en su especie

El título del WEC, certificado con su victoria en Le Mans al volante del Toyota 8, permitió al español conseguir algo nunca había visto: ser campeón del mundo de F1 y de Resistencia.

Fernando Alonso, un campeón único en su especie
EDDY LEMAISTRE EFE

Busca imposibles, hacer lo que jamás nadie ha hecho. Va camino de lograrlo, pero ya ha conseguido algunas cosas nunca vistas antes, por ejemplo ser campeón de Fórmula 1 y del Mundial de Resistencia. Alonso tiene desde ahora cuatro títulos mundiales de tres categorías diferentes y victorias en las carreras más importantes de esas especialidades. El primero fue en kárting en 1996 en Gante, los dos siguientes en São Paulo en 2005 y 2006 subido en un Renault ante un McLaren espectacular con un Raikkonen pleno de talento y contra el gran Schumacher y su Ferrari. Y ahora, el de Resistencia con un Toyota que si bien era el mejor coche del momento, también es cierto que no ha ganado Le Mans sin que Alonso estuviera en su prototipo. Y es que además de los títulos ha vencido en el GP de Mónaco (2006 y 2007 con Renault y McLaren) y las 24 Horas de Le Mans, los dos últimos años con Toyota de manera consecutiva.

Lo cierto es que el último gran logro, el de ser campeón en dos disciplinas tan diferentes como F1 y Resistencia, es algo que nadie ha hecho antes, aunque también hay que tener en cuenta que el WEC ha cambiado de nombre y ha tenido diferentes regulaciones, y sobre todo que hasta 1981 no hubo campeonato de pilotos como tal y sólo era de constructores. Desde ese año lo ganaron pilotos como Bell, Stuck o Brundle, pero en cualquier caso, el único que puede asemejarse a Fernando en palmarés es Jacky Ickx, ganador de ocho grandes premios de F1, subcampeón dos veces, ganador del Mundial de Resistencia en 1982 y 83, de Le Mans en seis ocasiones y del Rally Dakar en 1983.

En los inicios de la Resistencia algunos pilotos de F1 corrieron y ganaron carreras como la Mile Miglia (Stirling Moss en 1955 o el campeón Ascari en 1954, además de leyendas como Nuvolari) y también la Panamericana (la ganó Juan Manuel Fangio en 1953 con un Lancia y el propio Moss con Mercedes en 1955). En cuanto a campeones de Le Mans y el Mundial de F1, Alonso ya ha superado a Mike Hawthorn, Graham Hill o Jochen Rindt, que habían ganado una vez, y se queda a una de Phil Hill, con tres triunfos en la cita de 24 Horas.

Desde que el WEC recibió su actual denominación en 2012 bajo el amparo de la FIA 20 años después de su desaparición en 1992, el único piloto que ha ganado el Mundial de Resistencia y tiene un palmarés importante en F1 es Mark Webber, que lo logró en 2015 con Porsche. Y es que Alonso será recordado como un campeón único en su especie.