Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A

WEC | 24H DE LE MANS

Alonso y sus 4 títulos mundiales

El título del Mundial de Resistencia certificado en Le Mans con Toyota se une a los dos de F1 con Renault y al de Kárting Júnior en 1996.

Fernando Alonso celebrando su primer título de F1 en Brasil.
FLAVIO MAZZI DIARIO AS

1996: Campeón del mundo de kárting júnior

Después de muchos viajes por carretera con su padre, dos campeonatos de España de kárting y más de un sacrificio personal llegó el primer éxito internacional para Fernando Alonso. Fue en una carrera en la que tuvo que sobrevivir a un inicio caótico y a varios incidentes más para hacerse con el título de la Five Continents Cup A, el considerado campeonato del mundo júnior, con el holandés Jimmy Van der Ende como mayor rival, un piloto que después apenas llegó a monoplazas, pero con un kart de los más pobres. Fue un 14 de julio de 1996, con 14 años en la ciudad de Gante, en Bélgica.

"La principal característica de Alonso era su increíble capacidad para adaptarse al vehículo que estuviera pilotando. Chasis, motor, neumáticos...no siempre puedes dar con el set que te de el equilibrio ideal. Fernando era bueno para sentir lo que podía ofrecer el kart y cambiar su estilo de pilotaje en consecuencia, adelantando o retrasando su punto de frenada por ejemplo. Pero por encima de todo, siempre estaba atento al desgaste de los neumáticos", decía del Alonso de entonces Genis Marcó, su mentor de la época. Dos años después saltaba a monoplazas y seguía su carrera de éxitos camino de la Fórmula 1.

2005: Primer título Fórmula 1

No es fácil descubrir a alguien especial. A veces tienes que pasar pruebas. Cuando Fernando Alonso probó en Jerez el Minardi, una cita que se ganó al vencer en la Nissan, impresionó a todos con tiempos más de un segundo mejores que otros pilotos y superando a Barrichello, titular de Ferrari, en lluvia. A partir de ahí llega todo lo demás, una sucesión de acontecimientos que culminan con el título de Fórmula 1 de 2005 y un grito. "Toooma, tooomaaa". Esas palabras sonarán siempre en el corazón del buen aficionado español a la Fórmula 1.

Fernando Alonso gritaba tras proclamarse campeón del mundo en Interlagos, la casa de su ídolo Senna. Terminó tercero tras Montoya y Raikkonen, hizo lo que tenía que hacer. Y todos fuimos felices con un imposible. Antes había logrado su primera pole y podio ante Schumacher en Malasia 2003 y la primera victoria ese mismo año en Hungría doblando al más grande de todos los tiempos. Pero 2005 y ante un Kimi con un McLaren ultraveloz, pero frágil, conseguiría una de las más grandes hazañas de un deportista español en la historia.

2006: Segundo campeonato de F1

Como después descubriría Fernando. lo más complicado es seguir ganando una vez has logrado el primer objetivo. Pero el astur repitió un año después. En 2006 con un gran Renault ganó su primer Gran Premio de España en Montmeló en plena Alonsomanía con las gradas teñidas de azul Asturias, la famosa marea azul. Ese año también hizo una de sus mejores carreras de siempre en el diluvio en Hungría, aunque en un símil casi perfecto de lo que sería su carrera deportiva finalmente tuvo que abandonar. Salía decimoquinto, pero con el diluvio cayendo sobre Budapest, en la primera vuelta adelantaba coches como en un videojuego, tras cinco vueltas era tercero, adelantó a Schumacher por fuera y en la vuelta 25 le sacaba 40 segundos, le doblaría… pero en la vuelta 51 le pusieron mal una tuerca y se quedó sin rueda. Abandono.

Pero en el recuerdo siempre quedará Hungría 2006 bajo la lluvia. Sin embargo, el título llegaría otra vez en Brasil. Antes, en Japón, Alonso había ganado desde el 5º y Schumacher rompía su Ferrari, el título estaba garantizado y sería en São Paulo donde lograría su segundo título. Segundo tras Felipe Massa, le valió tras el pinchazo de Schumacher que hizo una gran remontada, pero no evitó el título del español. A partir de ahí una historia en la que pudo ser mucho mas de lo que fue, pero ha sido tanto que será complicado que nadie lo iguale.

2018-19: Supertemporada del Mundial de Resistencia

Volver a la historia. Ese era el objetivo cumplido de Fernando en su paso a la Resistencia. El asturiano fichó por Toyota, el mejor equipo, y ganó ya su primera carrera, las 6 Horas de Spa de 2018. Ese año incluso compaginó el WEC con los grandes premios de Fórmula 1, para ya este año dedicarse de pleno a este campeonato, aventuras de Indy 500 al margen. En esta supertemporada que ha tenido lugar en dos años consecutivos ha dominado el Mundial de la especialidad y ha ganado las 24 Horas de Le Mans, en ambos caso a la primera, en su debut.

Haciendo equipo con Buemi y Nakajima logra la victoria en Spa, Le Mans, Sebring y de nuevo Spa para llegar a Le Mans 2019 con el título casi conseguido. Le valía con ser séptimo, pero termina consiguiendo su segunda victoria consecutiva en Le Mans por la desgracia del otro Totoya y logrando el campeonato en su despedida, momentánea, de la Resistencia. Ahora vienen nuevos (o viejos) retos...