Estás leyendo

Retorno al pasado: Prost y Senna juntos de nuevo... en Le Mans

AUTOMOVILISMO | LA INTRAHISTORIA

Retorno al pasado: Prost y Senna juntos de nuevo... en Le Mans

Prost y Senna juntos de nuevo... para ganar las 24H de Le Mans

Nicolas, hijo de Alain, y Bruno, sobrino de Ayrton, pilotan el Oreca de Vaillante Rebellion que aspira a vencer las 24 Horas en LMP2.

"Yo daba el 99% a la competición. El 1% restante, a mi familia y otros temas. Ayrton daba el 110% para las carreras". El duelo fratricida por antonomasia en la F-1 fue el vivido entre Ayrton Senna y Alain Prost en McLaren Honda durante 1988 y 1989. Innumerables factores lo hacen especial, empezando porque se trataba de dos leyendas, dos mitos, dos personalidades antagónicas y a la vez únicas, dos talentos al volante, dos formas contrapuestas de afrontar las carreras y la vida, dos fuertes personalidades a las que solo les valía ganar... y encima pilotando un monoplaza que no tenía rival. Cada triunfo parcial y el título era cosa de dos.

En 32 grandes premios disputados formando equipo en Woking lograron 25 victorias, 30 poles, 18 vueltas rápidas, 43 podios, 1.748 vueltas lideradas de 2.070 totales... Y por supuesto los dos títulos de pilotos y los dos de constructores.

Le Mans 24h Race - Practice

En las 24 horas de Le Mans, 28 años después de que El Profesor abandonara McLaren en dirección a Ferrari los apellidos Senna y Prost se unen en el mismo equipo. Y esta vez con la misión común de ganar como conjunto. Nicolas Prost, hijo del tetracampeón, y Bruno Senna, sobrino del añorado ídolo de Sao Paulo, conducirán el Oreca 07 Gibson dorsal 31 de los checos Vaillante Rebellion junto al francés Julien Canal en LMP2.

La tremenda igualdad que se espera en la categoría y el potente prototipo que pilotarán les convierte en firmes aspirantes al triunfo y el cuarto puesto en parrilla, décimo total, así lo atestiguan. Prost y Senna ya fueron rivales en la Fórmula E y compañeros en una carrera de las Stock Car Brasil 2015, pero ahora el reto es mayúsculo. "Confieso que todavía me pone la piel de gallina cuando veo su casco y leo Senna", afirma Nico Prost rememorando en su memoria tantas batallas legendarias de su padre con Ayrton que son historia misma del automovilismo.

0 Comentarios

Normas Mostrar