Estás leyendo

Maverick: "La situación es un drama para mí"

MOTOGP | GP DE CATALUÑA

Maverick: "La situación es un drama para mí"

Maverick: "La situación es un drama para mí"

motogp.com

El líder se encuentra absolutamente frustrado tras acabar décimo en Montmeló, condicionado por el rendimiento de unos Michelin que no le han ido bien.

Montmeló

No ha cogido por sorpresa a Maverick Viñales su décimo puesto en la carrera de Montmeló. El líder, ahora con siete puntos de ventaja sobre Dovizioso, acabó frustrado porque los Michelin, como intuía, arruinaron sus opciones de hacer un buen resultado en la carrera de casa.

-Michelin entiende que se ha echado en falta en Yamaha el haber entrenado aquí, algo a lo que ha respondido usted en Twitter con el emoticono de las risas…

-Mira, Cal también probó aquí, y ha terminado detrás de mí. Y no creo que el nivel de Cal sea para estar el once. Creo que tiene nivel para estar entre los seis primeros, incluso en muchas carreras para luchar por la victoria. Me parece excusa que digan eso, porque en Mugello no probamos nada, en Argentina tampoco, en Austin tampoco. E iba rápido. No tenía el problema con la goma trasera… No sé. No es una cuestión de que uno haya probado y otro no, es cuestión de que todas las motos funcionen. No sé… Es que no sé qué decir, porque el equipo tampoco lo sabe.

-¿Ha llegado a decir en inglés que la situación es un drama?

-Para mí sí que lo es. Vengo de ganar y de hacer segundo a punto de ganar y he pasado a hacer el décimo. No entiendo nada, no entra en mi cabeza cómo de hacer primero cuando la moto va bien a hacer el décimo, dando mi cien por cien. Es algo que no entiendo.

-¿Cómo se puede explicar que en estas carreras difíciles como las de Jerez o como la de hoy también las Yamaha satélite estén quedando por delante? En Jerez fue Zarco, aquí las dos. ¿Qué pueden tener que les beneficie?

-No lo sé. Tienen el chasis 2016, pero yo he probado el 2016 y el 2017, y el 2017 va mucho mejor. Así que no lo sé. Y también teníamos más grip. En Australia con el 2017 teníamos bastante más grip que con el 2016. No sé lo que está pasando, pero no me gusta, no me gusta. Mañana puedo ganar y en la siguiente hacer el quince. No es normal.

-¿Qué espera de los tests de mañana? ¿Le puede afectar todo esto mentalmente?

-Psicológicamente siempre afecta. Cuando te sientes fuerte, das tu cien por cien y estás el diez afecta siempre, porque realmente no encuentras el por qué a la situación. ¿Mañana? Primero o segundo, como siempre...

-¿No ha mejorado nada en estos tres días?

-Hemos probado un millón de cosas y esta mañana me parecía haber encontrado la llave para hacer un buen resultado. Pero mi problema no era con la goma delantera. Si no llega a ser por la goma delantera hoy hubiera hecho un resultado desastroso, mucho peor de lo que he hecho. Era la goma trasera, en plena recta iba haciendo spinning, hasta en quinta, no avanzaba. Un poco ese problema lo tenía Cal. Hablo de él porque es con quien he rodado y es lo que he visto. Abría gas y la moto no avanzaba.

-Cuando dice que no sabe lo que sucede y que no le gusta, ¿quiere decir que ocurre algo extraño?

-No lo sé, no lo sé. Es que tampoco quiero quejarme siempre yo, parece que en MotoGP soy el único que me quejo. No es así. Al final no me creo que mi moto vaya bien en Mugello y aquí no, no puede ser. Cuando Yamaha es la moto más estable que he conducido en mi vida. Aquí parecía imposible de pilotar.

-¿Metemos a Ducati en la quiniela por el título?

-Yo llevo días diciéndolo, diciendo que lo están haciendo bien y que no hay que olvidarse de ellos. Y lo han demostrado, han ganado dos carreras seguidas, Dovizioso a siete puntos… Es un rival difícil, porque si cogen un buen feeling con la moto después tienen muchos puntos positivos, como es la velocidad punta, así que serán difíciles de batir. Veremos en Assen lo que pasa.

-Estamos llegando al final de la primera mitad de temporada. ¿Va a cambiar la mentalidad y va a intentar ganar siempre siendo menos conservador al saber que no se sabe qué puede pasar en cada fin de semana?

-Pues sí. Los resultados como el de hoy te obligan a ser agresivo, y a ganar cuando sales a pista, no a conservar o a hacer algunos puntos. Sí que es verdad que puedes ganar todas las carreras que puedas que si luego haces el diez los rivales se te echan encima. Ahora tengo que salir más agresivo que nunca en las siguientes carreras.

-¿Se había sentido alguna vez tan frustrado o desesperado como ahora y, por otra parte, no le preocupa que esto pueda convertirse en una guerra con Michelin que le perjudique a la larga?

-Más que hoy no creo que esté perjudicado… Tengo que decir algo, no puedo quedarme aquí y decir que no ha pasado nada, la moto va perfecta y estoy el diez. No es así. Cuando hay problemas hay problemas y hay que decirlo, y la gente también tiene que saber por qué hemos hecho este resultado, no todo es porque nuestra moto no va. A mí no me lo parece, no puede ser que en Le Mans sea la mejor moto del Mundial. En Mugello quizás tendría que haber arriesgado, mirando lo de hoy. Llegamos aquí y de todas mi moto es de las que va peor. No es así, no es así. Me siento frustrado por eso.

0 Comentarios

Normas Mostrar