Estás leyendo

Miller, frustrado, arrepentido y multado por empujar a Bautista

MOTOGP | GP DE ESPAÑA

Miller, frustrado, arrepentido y multado por empujar a Bautista

Jack Miller en Jerez.

Mirco Lazzari gp

Getty Images

El australiano, al que pusieron una multa de 1.000€, justifica su agresiva reacción con los errores que vio de otros y le cabrearon.
GP de Alemania 2017

Fue el momento más polémico de la fiesta española que se vivió en las gradas y el asfalto en Jerez. Pasó en la vuelta 6. Las cámaras enfocaron a la grava de la primera curva donde habían acabado Jack Miller y Álvaro Bautista tras irse al suelo y, según se levantó, el australiano fue directamente a recriminarle su acción al español, llegándole a empujar, a amagarle con darle un manotazo e incluso a dar una patada a su moto. Una actitud agresiva del piloto del Estrella Galicia por la que fue multado tras la carrera con 1.000€ y de la que se arrepintió.

La reacción tan inesperada de Miller surgió por la frustración que acumuló en unas primeras vueltas en las que vio a muchos pilotos pasarse de frenada intentando adelantarle. Así lo explica: "No fue un gran día... Tuve un buen comienzo, pero luego me quedé atrapado en la mierda. Perdí mucho tiempo porque la gente se lanzaba desde seis kilómetros y luego no podían hacer la curva. Se salían de la pista pero con las escapatorias de asfalto, volvían y lo intentaban dos vueltas más tarde. Así que fue un dolor en el culo".

"Bautista intentó hacer lo mismo en la primera curva y me llevó con él. No había forma de que parase la moto. Yo estaba en mitad de la curva, perdió la rueda delantera y me tiró", asegura el joven de 22 años en su versión de los hechos, para luego mostrar su arrepentimiento por dejarse llevar de esa forma cuando su carrera acabó abruptamente saliendo en su mejor puesto, décimo: "Lo empujé y no es lo correcto. Fue sólo la frustración, porque en las primeras cinco vueltas muchos se fueron largo delante mía...".

Vista la opinión de Miller, toca escuchar a Bautista. "Iba más rápido, traté de pasarle por el interior, pero con el calor que hacía era difícil mantener esa línea y por desgracia me caí y le tiré. Lo siento por él, pero no fue un error, le intenté pasar correctamente. Puedo entender cómo se sintió, porque cuando te caes y no es tu culpa te enfadas, pero no esperaba que diera una patada a mi moto. No me gustó", declaró el talaverano, que afirma que Jack "luego lo entendió". La adrenalina a veces es incontrolable, pero no hay justificación.

0 Comentarios

Mostrar