FÓRMULA 1

F1 2017 y el GP de Australia: la carrera más corta de su historia

Una hora, 24 minutos y 11.672 segundos tardó Sebastian Vettel en completar las 57 vueltas de la carrera australiana.

0
F1 2017 y el GP de Australia: la carrera más corta de su historia
DIEGO AZUBEL EFE

La primera carrera de la temporada de Fórmula 1 2017 en Australia ha permitido resolver algunas cuestiones que se habían planteado acerca de esta nueva generación de monoplazas y que la pretemporada en el Circuit Barcelona Catalunya no había aclarado por completo.

Una de estas dudas era comprobar la velocidad real de estos coches en una carrera. Y la promesa de los equipos de fabricar los monoplazas más rápidos de toda la historia de la Fórmula 1 sólo se pudo cumplir parcialmente.

Con un tiempo total de una hora, 24 minutos y 11,672 segundos, Sebastian Vettel logró además de la victoria en Albert Park, completar el Gran Premio de Australia en el menor tiempo de toda su historia, superando el anterior récord de Michael Schumacher en el año 2004 (una hora, 24 minutos y 15,757 segundos) por cuatro segundos.

Sin embargo, cabe destacar que en el año 2004, Schumacher dio 58 vueltas al trazado australiano con el F2004, mientras que el pasado domingo Vettel solamente tuvo que conducir 57 con el SF70-H tras abortar la salida Charlie Whiting por los nervios de un comisario.

De igual modo, la velocidad media del Gran Premio de Australia 2017 (Sebastian Vettel (215.408 km/h)) fue casi cuatro kilómetros por hora más lenta que el mejor registro en este apartado que aún conserva Michael Schumacher de 2004 (219.010 km/h).

También en este sentido cabe puntualizar que en 2004 los monoplazas disponían de la posibilidad de recargar combustible en las paradas en boxes, mientras en la actualidad los coches no pueden consumir más de 105 kilogramos.