FÓRMULA 1 | GP DE AUSTRALIA

Hamilton no se fía de Ferrari: "Son más fuertes que nunca"

A pesar de acabar primero ambos libres, Lewis cree que la Scuderia podría haberse guardado algo y ya les ve demasiado cerca.

0
Lewis Hamilton en el box de Mercedes durante el GP de Australia.
Clive Mason Getty Images

Ha abierto el nuevo Mundial como suele, mirando al resto desde lo más alto. Primero en los Libres 1 y misma posición en los Libres 2, y además con una ventaja de medio segundo que le debería hacer respirar con cierta tranquilidad. Pero Hamilton es incapaz de hacerlo. Hay algo que le tiene mosqueado desde que comenzaron a rodar los monoplazas de 2017: no se fía nada de lo que puede hacer Ferrari. La Scuderia empezó el viernes respirando los gases del escape de su W08, pero les ve a su altura y asegura que les cubrirá muy de cerca.

Así analizaba Lewis la primera jornada en Australia. "Ferrari está ahí con nosotros, son muy, muy rápidos y están más fuertes de lo que han estado nunca. Tendremos que tener un ojo puesto en ellos porque podrían no haber mostrado toda su potencia hoy", dice al ver a Vettel a 0.5 y por delante de su compañero Bottas. Red Bull también le preocupa, aunque menos: "Han cogido mucho ritmo en comparación con los test y dado un gran paso este fin de semana, aunque parece que somos un poco más fuertes que ellos".

Terminó preocupado por Ferrari, pero aliviado de que su Mercedes se haya sacudido las dudas con las que acabó los test (sí, no fueron inmunes a eso) y va como un tiro: "No tenía ni idea de dónde estaríamos, confiaba en estar delante, pero salir y sentir una diferencia del día a la noche con los últimos días de test ha sido un alivio. Entonces, las cosas no fueron totalmente perfectas en el coche, así que aquí hemos estrenado un suelo nuevo y nuevos alerones y todo está funcionando de forma óptima, lo que es genial".

"Honestamente, me siento genial, estoy realmente muy feliz y orgulloso de todo el trabajo duro que todo el mundo ha hecho para preparar el coche para este fin de semana. Cuando llegas allí y sientes que estás en un coche fuerte y los tiempos llegan es un poco abrumador. Estoy feliz de ver que estamos ahí, en la lucha, y eso significa que vamos a estar peleando con quien sea este año", concluye el tricampeón británico. Parece que esta vez no tendrá que buscar rival en su mismo box, más bien en uno pintado de rojo…

Sigue la narración del GP de Australia: Clasificación del Circuito de Albert Park