Estás leyendo

Gerard Farrés: “No corro por un sueldo, corro para ganar”

DAKAR | ENTREVISTA AS

Gerard Farrés: “No corro por un sueldo, corro para ganar”

Gerard Farrés: “No corro por un sueldo, corro para ganar”

FELIPE SEVILLANO

DIARIO AS

El único español en el podio del Dakar visitó As y asegura que “aunque me llamen de un equipo oficial yo seguiré en Himoinsa”.

La felicidad sigue empapando el semblante de Gerard Farrés. Esa misma felicidad que se desbordaba en la meta de Río Cuarto cuando “Farreti” se convertía en el único español en conseguir un podio en el Dakar 2017, permanece en su rostro un mes después. Junto a su “padrino”, Miguel Puertas, han visitado AS, donde hemos disfrutado de un par de horas de 'batallitas'.

Sin despegarse de su Touareg tan merecidamente ganado, Farrés recuerda que “he pasado por todo tipo de situaciones en el Dakar. Desde que un mes antes de empezar nos dijeran que no corríamos con el equipo Yamaha Correos, hasta los dos años con Gas Gas, que uno se quemó la moto y el otro casi acabo congelado en el Salar de Uyuni. Entre medias he sido mochilero de Marc Coma, con el que aprendí muchísimo, o de Chaleco López, que era un tipo muy simpático que una vez chocó contra una vaca y me dijo que preguntó a Dios que hacer y le contestó: ¡dale!”.

Pero “Farreti” estuvo a punto de dejarlo: “Después de los dos años con Gas Gas llegué a casa y le dije a Ana, mi mujer, que no me sentía feliz. No corro por un sueldo, corro por ganar. Entonces me llamaron, por un lado Honda para ser mochilero de Joan Barreda, y por otro el equipo Himoinsa para correr con una KTM de serie. Miguel me habló de valores, vi que él había dejado el ejército para sacar el proyecto y, como lo que quería era ser feliz…pues en dos años hemos logrado este podio que para mí es como ganar la carrera”.

“Me siento querido”, explica Farrés. “Mis compañeros han sacrificado su resultado para ayudarme, e incluso el último día se pararon en el recorrido para darme referencias. Hemos sido una piña, pero yo tampoco me iba al jacuzzi al acabar las etapas y participaba en todo para ayudar a seguir creciendo. Por eso, voy a seguir en Himoinsa, y KTM nos va a ayudar con algunas piezas de sus motos de este año. Aunque me llamen de un equipo oficial, yo seguiré con ellos. No me voy ni por dinero ni por nada”.

La importancia de una moto oficial queda reflejada en que “un día hicimos un tramo de 90 kilómetros que era gas a fondo. Nada de conducción. Salimos a la vez que Toby Price y Paulo Gonçalvez y me sacaron dos minutos. Además, acabar veinte ahora equivale a un décimo de hace años. Antes peleaban por el triunfo dos pilotos, y ahora somos treinta. La prueba es que no ha coincidido ninguno de los cinco primeros de este año con los del pasado”.

Por el momento ni se plantea correr en coches: “Si ya es difícil encontrar presupuesto para correr en moto, en coche aún más, que vale un millón de euros. Pero aún tengo 37 años, que es una edad válida para seguir en moto, y estoy muy agradecido a la Federación Española, que me ayudó al empezar porque mi familia no podía hacerlo. He tardado diez años para llegar aquí, y no lo voy a dejar ahora. Aunque me encantaría hacerlo en coche algún día. De hecho, soy amigo de Xevi Pons, que es vecino mío y ganamos los Seis Días de Enduro júnior por 3 segundos junto a Miki Arpa y Marc Coma, y seguro que me ayuda. El otro día corrí en las G Series de Andorra sobre nieve en coche por primera vez, y gané a Marc Coma y Carlos Checa, que también corrían”.

0 Comentarios

Para poder comentar debes estar Registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?

También te puede interesar