Temas del día

FÓRMULA 1

El 2017 que ve Sainz: sin podio y con el quinto mejor monoplaza

Carlos Sainz con el mono de Toro Rosso.

Scuderia Toro Rosso

Tras Mercedes, Red Bull, McLaren y Ferrari, ahí quiere luchar este año Carlos, aunque sabe que tendrá prácticamente imposible el Top 3.

Probar el champán subido en un altar antes los flashes y las cámaras de todo el mundo le otorga un sabor especial. Subir a un podio de Fórmula 1 es una experiencia única que han vivido 207 pilotos al menos una vez a lo largo de la historia y Sainz está deseando unirse a esa lista, pero ve complicado poder hacerlo este año… Conocidas son las expectativas del madrileño sobre la nueva F1 más rápida, exigente y espectacular que llega esta temporada, pero se había resistido a establecer el objetivo que quiere alcanzar en su tercer año en Toro Rosso.

"Hasta que no pruebe el coche no voy a decir con qué estoy contento", deja claro desde un primer instante en sus declaraciones a la 'Cadena COPE', sin embargo cree poder situarse tras los cuatro grandes: "Luchar con McLaren sería mucho pedir porque los millones que tienen ellos no los tenemos nosotros. Toro Rosso tiene que ser el primer equipo de los no grandes, que son Mercedes, Red Bull, McLaren y Ferrari, para pescar lo que haya detrás de ellos. Ojalá lo consigamos y haga un mejor año que el anterior".

Tener entre sus manos el volante del quinto mejor coche es un objetivo ambicioso para los de Faenza viniendo de un año en el que acabaron séptimos en el Mundial de Constructores, pero no sería suficiente para pisar el podio. "Hablar del primer podio es una utopía increíble. Mi objetivo es hacer una buena primera mitad de temporada y después del verano ver dónde estamos", explica Sainz. Para que sus cálculos salgan tendrían que dejar a su espalda a Force India y Williams, coches con los que luchó y ganó en momentos puntuales en 2016.

El regreso de Renault como suministrador y sus prometidas mejoras deben acercarles a la meta que establece Sainz, pero para ello deben de empezar bien, sin retrasos. "Llegaremos a tiempo", asegura. Y para terminar, critica la visión negativa de las nuevas reglas que está aportando Pirelli a través de Paul Hembery, que dijo que las carreras serán menos estratégicas e incluso una procesión: "Crea negatividad cuando llega aire nuevo. Te haces un mal favor criticando sin haber probado siquiera los coches". Cuando pruebe el suyo verá con qué se da por satisfecho.

0 Comentarios

Normas Mostrar