Competición
  • Clasificación Eurocopa

FÓRMULA 1

Carreras por streaming, el futuro que Liberty quiere para la F1

"Es algo que tiene mucho sentido para la F1 y para nosotros", admiten los americanos sobre una posible solución para llegar a más fans.

Salida del GP de Canadá de F1.
GEOFF ROBINS AFP

2015 ha abierto una nueva era de la Fórmula 1 en España. Por primera vez los grandes premios se han dejado de ver en abierto y sólo puede seguirse por la televisión de pago. ‘Movistar F1’ es el canal que tiene los derechos exclusivos del deporte y únicamente estuvo al alcance de toda la población el GP de España de obligada retransmisión en abierto. Un hecho que ha cambiado por completo el seguimiento de la F1 en nuestro país, al que otros países también se han tenido que acostumbrar, y que los nuevos dueños quieren cambiar.

Liberty Media ya dejó clara sus intenciones cuando anunciaron su compra de la F1 a través de Chase Carey. "Si llegamos a los aficionados usando plataformas digitales y herramientas que no han sido explotadas de manera agresiva, podemos construir toda una nueva generación de fans", aseguraron en su momento. Y una de las mejores formas de conseguirlo es ofreciendo las carreras por Internet a través de un servicio de streaming, una herramienta que aumentaría las opciones de seguimiento y, por tanto, su alcance a los aficionados.

Así lo ha asegurado Greg Maffei, el presidente y director ejecutivo de la compañía americana, en unas declaraciones recogidas por ‘The Hollywood Reporter’: "Teniendo en cuenta la naturaleza global y la base de fans que tenemos, un producto Over-The-Top (transmisión libre) es algo que tiene mucho sentido para la F1 y para nosotros". Cuando habla de ‘producto OTT’, se refiere a los contenidos que se consumen bajo demanda en Internet y que están al alcance de todos a través de ordenadores, smartphones, tablets o Smart TV’s.

De esta forma, plataformas digitales como 'Netflix' o 'iTunes' serían canales óptimos para la retransmisión de estos contenidos. Una filosofía al alcance pero nueva para un deporte tan hermético como la F1, con unos contratos vigentes en los derechos de retransmisión y con los equipos que no serán fáciles de romper. "No creo que sean impenetrables, pero hay cosas por resolver", asegura Maffei. Liberty ha llegado para hacer la F1 más grande y para ello necesita ser más vista. Esta sería una posibilidad.