AUTOMOVILISMO

Audi abandona el Mundial de Resistencia por la Fórmula E

Sorprendente cambio de estrategia de la marca alemana, que deja el WEC tras 18 años de éxitos para centrarse en el certamen eléctrico.

0
Audi abandona el Mundial de Resistencia por la Fórmula E.
Audi Motorsport

Audi pega un volantazo para cambiar drásticamente de dirección en su estrategia deportiva. La marca de los cuatro aros se marchara del WEC (Mundial de Resistencia) al término de esta temporada para volcarse con un futuro más eléctrico, el de la Fórmula E. El pasado mes de septiembre anunciaron una colaboración progresiva con el certamen de monoplazas eléctricos hasta su desembarco total en 2017, pero que apueste por ese proyecto abandonando el WEC y sus 24 Horas de Le Mans es algo que ha pillado por sorpresa al mundo del motor.

Rupert Stadler, presidente del consejo de administración, comunicó a los 300 empleados de la parcela de competición repartidos en las fábricas de Neuburg y Neckarsulm el cambio radical de estrategia. El objetivo es claro, el futuro de la automoción es eléctrico y se dedicarán a esa faceta en todas sus vertientes. "Disputaremos la carrera por el futuro de la energía eléctrica. A medida que nuestros coches de producción son cada vez más eléctricos, los de motorsport, como puntas de lanza de la tecnología de Audi, tienen que serlo aún más", asegura Stadler.

Así se acaban 18 largos años de la marca de Ingolstadt en el WEC en los que han acumulado números de infarto: 106 victorias, 80 poles y 64 vueltas rápidas en 18 carreras con 13 victorias en Le Mans brillando en lo más alto. "Después de 18 años en las carreras de prototipos que han sido excepcionalmente exitosas para Audi, es muy difícil irse. Hemos dado forma al WEC durante este período como ningún otro equipo. ¡Ha sido un gran tiempo!", dice con pesar Wolfgang Ullrich, director de Audi Motorsport, que se mantendrá en el DTM y en el Rallycross.

Aún les quedan dos citas para disfrutar de sus últimos pasos en el WEC (Shanghái y Bahrein) antes de dejar al campeonato casi huérfano de marcas sólo con Porsche y Toyota en lo destacado de su parrilla. Luego tendrán que marcharse, aunque les cueste hacerlo sin mirar atrás, para afrontar un futuro eléctrico en un certamen el que ya participa con el equipo ABT y que está acaparando la atención de grandes marcas: las que están (Renault, Citröen o Jaguar) y las que llegarán con toda su fuerza en 2018 (BMW y Mercedes). La F-E se abre camino a bocados.