MOTO3 | GP DE AUSTRALIA

Binder se impone en una carrera muy accidentada con Canet 3º

La carrera de Moto3 tuvo que se suspendida tras una caída múltiple en la sexta vuelta en la que McPhee y Bastianini terminaron atropellados.

El frío del asfalto y la sangre caliente de los jóvenes pilotos de Moto3 fue una combinación explosiva en Phillip Island. La carrera de Moto3 tuvo que ser suspendida tras una caída múltiple en la sexta vuelta en la que John McPhee y Enea Bastianini terminaron atropellados, en un accidente en el que también se cayeron Andrea Migno y Jorge Navarro. Antes de este incidente también se habían producido numerosas caídas, incluido otro accidente múltiple, hasta un total de doce entre ellas la de Arón Canet, solo, en la segunda vuelta.

Hasta ese momento, Brad Binder mandaba con autoridad, por delante un espectacular Fabio Quartararo, que remontaba desde la 34ª posición de la parrilla, donde fue instalado tras detectarse una irregularidad técnica en su caja de cambios.

En la segunda carrera, programada a diez vueltas, hubo diez pilotos que no pudieron salir, entre ellos algunos de los favoritos: Bulega, Migno, DiGiannantonio y Bastianini.

Binder repitió la misma estrategia: arrancó con determinación para mantener un alto ritmo que permitiera a sus neumáticos trabajar con efectividad sobre el frío asfalto. Y la estrategia surtió efecto, porque enseguida se distanció. Solo le respondió Andrea Locatelli, pero el italiano no consiguió mantener el contacto con Binder y se instaló en una cómoda y solitaria segunda posición. Por detrás, un pelotón que, debido a las importante bajas producidas, se llenó de inesperados aspirantes al podio: Ramírez, Suzuki, Loi, Ono…

Binder se marchó con autoridad y ganó sin despeinarse, sumando su sexta victoria del año. Segundo fue Locatelli, sin verse inquietado por nadie. La pelea estuvo detrás. Las alternativas fueron continuas, con un grupo de doce unidades luchando por el 'cajón'. En la última vuelta se produjeron dos bajas: un toque de Bendsneyder llevó al suelo a Navarro, y poco después, Rodrigo se caía en una zona muy comprometida, llegando hasta el muro.

Canet, que se había caído en la primera parte, progresó en las dos últimas vueltas, y peleó con Darren Binder por el tercer puesto. Los dos se colocaron por delante del grupo, y aunque Binder entró primero en la recta, Canet aprovechó la fortaleza de su motor para conseguir su primer podio mundialista. Binder y Loi quedaron a continuación, con Martín sexto, en otra gran carrera, ya que el madrileño tuvo que salir último después de tener un problema en la misma parrilla de salida.

El gaditano Ramírez firmó sus primeros puntos con una excelente séptima plaza, después de haber llegado a rodar tercero en algún momento de la carrera. María Herrera fue 15ª y Albert Arenas 16º.

Clasificación aquí.